Baile en el campo

Compartir

Datos principales

Fecha 
1882 h.
Material 
Estilo 
Dimensiones 
180 x 90 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Fue el marchante Durand-Ruel quien sugirió a Renoir que realizara dos telas sobre el baile, contraponiendo la sofisticación de la ciudad frente a la mayor naturalidad del campo. Así surgieron estas dos maravillosas escenas -Baile en la ciudad es su compañera- protagonizadas por personas del entorno del pintor. Aline Charigot -su modelo favorita, que más tarde se convertirá en su esposa- y Paul Lothe -el mismo bailarín que en Baile en Baugival- danzan ante el pintor con sus mejores galas, al aire libre, apreciándose al fondo las hojas de los árboles y varias figurillas. El hombre se sitúa de espaldas para dejar ver el simpático rostro de Aline; el máximo objetivo de Renoir en esos momentos era recuperar las formas que había perdido paulatinamente en años anteriores -véase El Sena en Asnières- siguiendo a Monet. La reacción de Pierre no tiene marcha atrás, iniciando el llamado "periodo ingresco" por las referencias continuadas a Ingres. Pero el colorido, la vitalidad y el efecto ambiental convierten estas obras en impresionistas. Dos colores contrastan en la composición: el rojo y el azul, realzados ambos por el blanco. El amarillo ocupa un papel secundario pero no menos importante al unificar los planos -el canotier del suelo, los guantes y el abanico tienen el mismo color- en una escena plena de alegría y belleza.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto