Bahía de Nápoles y el Vesubio

Compartir

Datos principales

Fecha 
1881
Material 
Estilo 
Dimensiones 
58 x 81 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Después de estar en Argelia durante un mes, a finales de octubre del año 1881 Renoir inicia uno de sus viajes más deseados. Su destino es Italia, la cuna del Renacimiento y del Barroco; en primer lugar se dirige a Venecia donde contempla las obras de Tiziano y Tintoretto; después pasa por Florencia y Roma, donde se sentirá admirado por los frescos de Rafael; en los últimos días de noviembre se traslada a Nápoles, Sorrento y Capri y en enero del año siguiente está en Palermo, para regresar el 22 de ese mes a Marsella.Durante el viaje realizó algunos retratos -especialmente el de Wagner- y varios paisajes como éste que contemplamos, protagonizado por la bahía napolitana con la imponente masa del Vesubio al fondo. En primer plano podemos contemplar la amplia calle que rodea a la bahía, repleta de gente paseando y carruajes mientras que en el mar observamos varias embarcaciones. Renoir emplea una factura rápida y empastada característica del impresionismo, interesándose por captar la luz de un momento determinado, iluminación que nos presenta un cromatismo concreto. Las sombras coloreadas y los colores complementarios serán las últimas características impresionistas de este trabajo dotado de especial movimiento y sensibilidad, al representar acertadamente el bullicio de una tarde en una ciudad portuaria del Mediterráneo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto