Autorretrato en espejo convexo

Compartir

Datos principales

Fecha 
1524 h.
Material 
Estilo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Parmigianino llegó muy joven a Roma procedente de Parma, donde se había formado tomando como modelos las obras de Correggio. A su llegada a la Ciudad Eterna mostrará este curioso autorretrato como tarjeta de presentación, demostrando con él su habilidad. A los veinte años exhibe su interés hacia las deformaciones obtenidas a través de lentes, que más tarde culminará con la Madonna del largo cuello. En primer plano está la enorme mano del artista para mostrar después su joven rostro recortado ante un fondo de habitación, presente en la ventana curva que se contempla en la izquierda debido al efecto distorsionador del espejo convexo. La pincelada empleada por Francesco es rápida y abocetada, creando un efecto atmosférico que recuerda a Correggio. Los escorzos serán una de las principales atracciones del artista y fueron tomados de los círculos manieristas que frecuentó durante su estancia en la Corte del papa Clemente VII.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto