Autorretrato delante de un fondo rosa

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1875 h.
Material 
Dimensiones 
65 x 54 cm.

Esquema relacional

Cézanne empezó a utilizar su propia efigie como modelo una vez cumplidos los treinta años, tras su contacto con los pintores impresionistas. Desde este momento realizará un total de 47 autorretratos, casi todos de busto y medio perfil, girado hacia la derecha como éste que contemplamos. Su expresión suele ser circunspecta, frunciendo el ceño en un gesto que reafirma el mal genio con el que le describen algunas fuentes. Quizá sea este retrato de los más expresivos, dirigiendo su intensa mirada hacia el espectador, mirada que ha hecho escribir a Rilke "esa expresión de asombro incontrolado en la que se abisman a veces los niños y las gentes del campo, exceptuando que en este caso el estupor opaco del embotamiento es sustituido por una atención animal en la mirada que ningún parpadeo interrumpe, una vigilancia objetiva y paciente". Las pinceladas son tremendamente expresivas, especialmente el empapelado rosa del fondo, conseguidos los motivos decorativos con una pasta de gran dinamismo. Las mismas pinceladas configuran la cabeza del maestro, organizada a través de los diferentes trazos de color. Un potente foco de luz procedente de la izquierda acentúa la expresividad de la efigie, creando un intenso claroscuro que recuerda a los maestros clásicos como Tiziano o Rembrandt.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto