Autorretrato con boina

Compartir

Datos principales

Fecha 
1886
Material 
Estilo 
Dimensiones 
50 x 46 cm.

Esquema relacional

A pesar de la insistencia de Pissarro, Monet no participó en la octava y última exposición de los impresionistas, la celebrada en 1886. La negativa a participar en la muestra estaría motivada por la escasa simpatía que manifestaba hacia las nuevas tendencias allí representadas, especialmente ante los trabajos neoimpresionistas de Seurat y Signac, ya que posiblemente consideraba esas tendencias como una dura competencia, en el momento que él conseguía imponerse. Este año de conflictos con los miembros del grupo también nos presenta este excelente autorretrato en el que Monet se muestra vestido como un pintor convencional, con su tabardo y su boina. No son muy frecuentes los retratos en su producción pero en los que realizó demuestra su interés por captar la personalidad y la expresividad del modelo, a través de su gesto y de sus ojos. La inteligente mirada del pintor se dirige hacia el espectador, envuelto el rostro en un contraste de luz y sombra que refuerza la expresividad de esa mirada. El busto se recorta ante un fondo claro que también contrasta con las tonalidades oscuras del tabardo. Las pinceladas siguen siendo empastadas y vigorosas, siguiendo la tendencia impresionista, aunque podamos apreciar algo más de detallismo en el rostro. El resultado es un retrato cargado de fuerza.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto