Autorretrato como Demócrito

Compartir

Datos principales

Fecha 
1668
Material 
Dimensiones 
82´5 x 65 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Rembrandt utilizó en numerosas ocasiones su rostro para dar vida a otros personajes, San Pablo por ejemplo. En este caso se representa como Demócrito, el llamado filósofo burlón, nacido en Abdera durante el siglo V antes de Cristo. Su sistema ético hacía del placer moderado y del cultivo de la templanza, de la rectitud y de la nobleza la finalidad principal de la vida. Este es el motivo por el que siempre aparece sonriente.A lo largo del siglo XVII debió ser habitual hacer series de filósofos en las que aparecían como personas de lo más mundano. Ribera o Rubens realizaron algunas y el propio Velázquez tuvo la oportunidad de pintar a Esopo y Menipo. Quizá enterado del naturalismo imperante en Europa a la hora de representar a los filósofos, Rembrandt se hizo pasar por Demócrito, cuya filosofía le podía parecer interesante. La "manera áspera" es la principal protagonista de la composición; la pincelada suelta y empastada, jugando con la luz y el color, otorga una excelente sensación de inmediatez y verismo a la imagen. No debemos olvidar la magnífica expresión de la figura, una de las más interesantes características del maestro holandés.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto