Autorretrato caricaturesco

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1889
Material 
Dimensiones 
79´2 x 51´3 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Gauguin será muy aficionado a autorretratarse, observando siempre en esos trabajos su estado de ánimo. Éste, realizado en 1889, servía para decorar una sala de la fonda en la que se hospedaba durante la estancia en la localidad bretona de Le Pouldu junto a los pintores Meyer de Haan y Sérusier. Gauguin utilizó para la ejecución de esta obra un postigo de una alacena; al ser de madera provocó cierta incomodidad al artista. La figura del pintor está representada de manera muy simbólica al aparecer entre dos bandas de color rojo y amarillo, con un halo y unas manzanas alrededor de la cabeza, mostrando algo parecido a una serpiente en la mano. Esto hace pensar en la representación de la tentación con las manzanas y la serpiente y de la divinidad con el halo, dualidad que se manifiesta en casi todos los seres humanos y concretamente en Gauguin. Los colores empleados por el pintor son totalmente planos; esta característica, junto a las líneas curvas que dominan la composición, recuerda las estampas japonesas en las que Gauguin y otros pintores como Van Gogh buscaban la inspiración en esos momentos.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto