Aurora

Compartir

Datos principales

Fecha 
1621
Material 
Estilo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

¡Qué diferente es este fresco de los cuadros que el mismo Guercino había pintado tan sólo dos años antes, como el Regreso del hijo pródigo o Sansón capturado por los filisteos! En el encargo que a Alessandro Ludovisi, el papa Gregorio XV, le hizo para su villa romana, Guercino hace gala de haber aprendido todas las pautas de los idealistas liderados por Annibale Carracci. El artista realiza un fresco lleno de atrevimiento, para los modelos previos que se habían establecido, por ejemplo la Aurora de Guido Reni, pintada pocos años antes del el Palazzo Paravicini. Guercino abre el espacio en una tremenda perspectiva "sotto in sú", es decir, de abajo a arriba, como si en efecto el techo se hubiera abierto hacia el cielo y el carro de la aurora desfilara sobre nuestras cabezas, rodeada de alondras, nubes y los rayos de la mañana. El dinamismo y la espontaneidad con las que el Guercino se expresaba chocaron con la frialdad y la elegancia de Reni, Carracci, etc., y fue siempre un elemento polémico dentro de la corriente clasicista que finalmente eligió, tras sus comienzos como seguidor de Caravaggio.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto