Arboles en invierno, vista de Bennecourt

Compartir

Datos principales

Fecha 
1887
Material 
Estilo 
Dimensiones 
81 x 81 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Tras pasar el otoño de 1887 en la costa bretona, Monet regresó a Giverny. Allí se interesó por los paisajes de los alrededores, llamando su atención los árboles de las cercanías de Bennecourt. De esta manera recuperaba las formas y los volúmenes que en las marinas de Etrerat y Belle-Ile casi habían desaparecido. De nuevo se interesa por los efectos de luz, jugando con los reflejos de los árboles en la pradera y las casas al fondo. La luz es tan potente que difumina los contornos y crea un efecto atmosférico tal que los volúmenes casi pasan desapercibidos, especialmente en el fondo. Los colores se avivan al impactar la luz otoñal sobre ellos. El estilo rápido y abocetado del maestro refuerza la sensación de impresión del trabajo, recurriendo a las sombras coloreadas y los colores complementarios que se inspiran en las teorías cromáticas de Delacroix.

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto