Apoteosis de San Francisco

Compartir

Datos principales

Fecha 
1656-57
Material 
Estilo 
Ver en Maps

Esquema relacional

El Barroco triunfal constituyó el desarrollo del estilo barroco, derivado de modelos italianos del Idealismo. Su éxito fue grande en Madrid y en Sevilla, donde se agrupaban los mejores artistas del Siglo de Oro español, como es el caso del joven Herrera, hijo de otro gran pintor sevillano. Herrera presenta una imagen triunfal del santo, que es elevado a los cielos, pues esto es lo que significa literalmente "apoteosis": elevación divina. La Apoteosis es el último hecho milagroso de la vida de un santo, también de la Virgen María, pues supone que el cuerpo y el alma del difunto ascienden evitando de esta manera la corrupción material hasta el día del Juicio Final. Se trata pues del máximo honor que Dios concede a sus hijos predilectos. San Francisco está siendo sujetado en el aire por una corte de ángeles infantiles y adolescentes, que lo arrebatan del suelo rocoso entre nubes y luz mágica. Toda la atmósfera en torno al santo parece arremolinarse y girar, gracias a los efectos de los cuerpos contorsionados de los querubines, el vuelo de sus ropajes y las nubes. Esta maestría en la ambientación define por sí misma este tipo de pintura barroca y, en particular, el estilo de Herrera.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto