Apolo concede el carro a Faetón

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
h. 1630
Material 
Estilo 
Dimensiones 
125 x 155 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

De nuevo emplea como fuente Poussin las "Metamorfosis" de [Ovidio#PERSONAS#77], a través de la versión italiana de Giovanni Andrea dell'Anguillara, de 1561. De este modo, evoca el artista el momento en que Faetón solicitó a Apolo, el sol, su padre, que le deje conducir su carro, al cual señala con la mano izquierda. Tras vacilar, Apolo accedió, no sin antes hacerle numerosas recomendaciones. Después de elevarse con el carro hacia la bóveda celeste, se apoderó del joven un gran terror dada la altura a la que se hallaba. La visión de los animales de los signos del Zodiaco lo asustó, y descendió tanto que estuvo a punto de quemar la tierra; volvió a ascender, tan alto que los astros se quejaron a Júpiter, quien lo fulminó lanzándolo al río Erídano. La composición, compleja, está cuajada de diversas figuras simbólicas. Junto al dorado carro del sol, a la izquierda, y aparejando los caballos, se encuentran las horas, en forma de ninfas. Junto al dios Apolo, sentado y apoyado en su lira, la Primavera porta unas flores, enmarcada por el círculo del Zodíaco. En el centro de la escena, con un espejo, el Verano, y a la derecha, el Otoño, coronado con hojas de parra. A la izquierda, el Invierno trata de calentarse junto a un brasero. Saturno, con grandes alas grises, presenta a Apolo el espejo de la Verdad. En un tono un tanto pedante, Poussin muestra toda su erudición, reuniendo en una escena diversas figuras aludidas separadamente en los textos.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto