Anunciación

Compartir

Datos principales

Fecha 
1597/1600
Material 
Dimensiones 
315 x 174 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

En 1596 El Greco recibe uno de los encargos más importantes de su carrera: la decoración del Colegio de Doña María de Aragón en Madrid, cuyo lugar es ocupado en la actualidad por el viejo edificio del Senado, en cuya sala de sesiones se emplazaba la iglesia y los retablos que diseñó el cretense. Desconocemos la disposición original del retablo principal, en el que estaba la Anunciación, pero se piensa que ocupaba el cuerpo bajo, acompañando al Bautismo de Cristo. Ésta es la Anunciación más hermosa de cuantas realizó el maestro, aunque curiosamente fue considerada indigna de mostrarse en el Museo del Prado por lo que fue cedida al Museo Balaguer de Vilanova i la Geltrú de Barcelona en el año 1883. La composición se organiza con una doble diagonal que forma un aspa, situando en el centro la paloma del Espíritu Santo, que une el mundo celestial del Rompimiento de Gloria, con los ángeles músicos, y el mundo terrenal, con María y el arcángel Gabriel, que viste túnica verde y lleva las alas desplegadas. María ha abandonado su lectura -por eso vemos el reclinatorio con un libro junto a ella- y mira al arcángel. La figura de la Virgen es gigantesca ya que aun estando arrodillada -se ven los pliegues de su túnica- tiene una estatura anormal; igual ocurre en el ángel, cuyo canon es muy estilizado, como vemos en San Andrés y San Francisco. Entre ambas figuras se observa la zarza ardiendo, donde Moisés prefigura a Cristo. La luz es la gran protagonista de la escena, luz muy blanca y potente que anula el color, como en la túnica de María. La pincelada es cada vez más suelta, aplicada con gran rapidez y soltura. Resulta interesante el contraste entre el estatismo de la zona baja y el movimiento del Rompimiento de Gloria, recurso muy empleado en la pintura del cretense.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto