Andrés del Peral

Compartir

Datos principales

Fecha 
1797-98
Material 
Dimensiones 
95 x 65´7 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Andrés del Peral se dedicó, junto al tallador Baltasar Angelo, a la construcción y decoración pictórica de coches de caballos, oficio muy bien remunerado en aquellos años. Poseyó una importante colección de pintura que más tarde vendió a Carlos IV y debió de ser buen amigo de Goya. En este retrato le vemos sentado, de poco másde medio cuerpo, ocultando su mano derecha en el chaleco y apoyando la izquierda en la cadera, pero sin mostrarla al espectador. Al no tener que pintar las manos, el precio de la obra bajaba considerablemente, según las normas de Goya. La figura de Andrés se recorta sobre un fondo oscuro, casi negro, al estar iluminado por un potente foco de luz para obtener un mayor efecto volumétrico. La casaca gris plata y el chaleco blanco con decoraciones azuladas muestran la libertad de ejecución que tiene el aragonés, al emplear una pincelada suelta que no se interesa por los detalles. La parte más importante del retrato es el rostro - cuyos ojos nos miran con aire de importancia - resaltando el gesto un tanto extraño del modelo. Las figuras que Goya rerata están llenas de vida, dando la impresión de ser auténticas fotografías.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto