Almuerzo de los vendimiadores

Compartir

Datos principales

Fecha 
1882
Material 
Estilo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Hacia 1883 yo había agotado el impresionismo y al final había llegado a la conclusión de que no sabía pintar ni dibujar. Dicho en pocas palabras, el impresionismo llevaba a un callejón sin salida". Estas palabras de Renoir resumen claramente la crisis que estaba viviendo el impresionismo en los años iniciales de la década de 1880 ya que la luz, las atmósferas y el color estaban provocando la renuncia a las referencias formales. Como reacción cada uno de los artistas trabajó de una manera particular; Renoir no dudó en recuperar el dibujo y el modelado de los maestros clásicos -empezó a admirar a Rafael e Ingres- y utilizar unas tonalidades más frías y suaves, dotando a sus composiciones de cierto aire romántico como comprobamos en esta escena. Los colores rojizos y azulados dominan el conjunto, utilizando una pincelada rápida y fluida característica de estos últimos años. Lo más impactante lo encontramos en el contraste entre la delicada salud del maestro, sufriendo fuertes dolores por el reuma, y el aspecto bucólico de las obras que pintaba, recordando a los trabajos que el pintor contemplaba en sus años juveniles durante sus visitas al Louvre.


Coliseo de Roma
Coliseo de Roma

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto