Adoración de los pastores

Compartir

Datos principales

Fecha 
1577-79
Material 
Estilo 
Dimensiones 
210 x 128 cm.

Esquema relacional

Este lienzo pertenece al retablo elaborado por El Greco a su llegada a Toledo para el convento de Santo Domingo el Antiguo encargado por don Diego de Castilla, deán de la catedral de Toledo y padre de su amigo don Luis, a quien había conocido en Roma. Su ubicación era el retablo del Evangelio, iniciando el programa iconográfico diseñado por don Diego en alusión a la Redención de los hombres por Cristo y el papel de María como intercesora. No olvidemos que el presbiterio del convento serviría de capilla funeraria para doña María de Silva, señora portuguesa que llegó a España como dama de compañía de la emperatriz Isabel, que mantuvo relaciones con don Diego - al que nombró su albacea testamentario - fruto de las cuales nació don Luis de Castilla. La figura del Niño Jesús desnudo sobre los pañales y despidiendo un potente halo luminoso preside la composición. A su alrededor encontramos la adoración de María, san José y los diversos pastores que rinden su homenaje al recién nacido. Sobre sus cabezas contemplamos a un grupo de ángeles que porta una filacteria envueltos en una potente luz blanca. A la derecha se sitúan dos figuras femeninas bajo la media luna - alusión a la Inmaculada Concepción - mientras que en primer plano, dirigiendo su mirada al espectador, aparece san Jerónimo con las escrituras y una vela en sus manos. Los especialistas consideran que la presencia del santo se debe a la formación recibida por don Diego en un monasterio jerónimo. La composición tiene un acentuado aire veneciano, encontrando influencias de Bassano - la iluminación tenebrosa empleada -, Tiziano - el color y la atmósfera aplicados -, Tintoretto - el dinamismo de las figuras y los escorzos de algunas de ellas -, Correggio o Parmigianino, pero debemos advertir cómo la adaptación de esos modelos responde a un lenguaje totalmente personal, resultando un estilo propio que anuncia las novedades futuras como el alargamiento de las figuras o el colorido estridente. La influencia de Miguel Ángel en los cánones amplios y musculosos de los pastores también es destacable. La Resurrección era el lienzo que se situaba en el retablo de la Epístola formando el inicio y el fin del ciclo iconográfico.


Grecia, Edad del Bronce (Historia d...
Grecia, Edad del Bronce (Historia del Arte)

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto