Catedral de Sevilla

Compartir

Datos principales

Lugar 
Ciudad 
Sevilla
Dirección 
Av. de la Constitución, s/n, 41004 Sevilla
Pais 
España
Teléfono 
+34 902 09 96 92
Horario 
Precio 
Indicaciones 

Desarrollo

La catedral de Sevilla es considerada uno de los monumentos más interesantes de la arquitectura española. Es la mayor catedral del país por sus dimensiones; fue declarada en 1928 Monumento Nacional y en el año 1987 la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad. Posee uno de los mayores retablos de la Cristiandad, además de importantísimos archivos y bibliotecas. La catedral comenzó a construirse en el año 1401 en el solar donde estuvo ubicada una mezquita almohade. El edificio tiene cinco naves y capillas entre los contrafuertes. Su planta es rectangular, como muchos templos del Gótico tardío. Esta catedral se caracteriza por poseer uno de los más ricos tesoros artísticos conservados en un ámbito eclesiástico de nuestro país. Su pinacoteca tiene cerca de 550 pinturas, siendo comparable con el Museo de Bellas Artes de Sevilla, la segunda pinacoteca de la nación. Sus obras abarcan desde el siglo XIV hasta el XX. Dos de las obras más antiguas son sendas versiones góticas de la Virgen de la Antigua de finales del siglo XIV. El siglo XVI está mejor representado en la pinacoteca, ya que tenía en esos años el monopolio del comercio americano y la catedral era la metropolitana de las Iglesias de América con lo que tenía un gran acceso al arte. De este siglo XVI se conservan obras de Pedro de Campaña, Alejo Fernández y Pablo de Céspedes. De la época barroca la Escuela sevillana del siglo XVII tiene importantes pintores como Pacheco, Roelas, Herrera el Viejo, Zurbarán y Murillo. De la Escuela española del siglo XVIII destacan obras de Lucas Valdés y de Matías de Arteaga. Del siglo XVI sobresalen los retablos pictóricos de la capilla del Mariscal de los Evangelistas, el de la Alegoría de la Inmaculada y la decoración inferior de la Sala Capitular. Del siglo XVII destacan algunas obras de Pacheco por la trascendencia que van a tener en la iconografía posterior. Una obra interesante es el retablo de la Capilla de San Pedro, de Zurbarán, y el retablo pintado por Herrera el Mozo, de quien es interesante destacar La Apoteosis de San Francisco. En la Capilla de Santiago aparece un importante lienzo de Juan de Roelas que representa a Santiago en la Batalla de Clavijo, composición expresiva y de gran movimiento pintada en 1609. Del siglo XIX la obra estelar es el Goya que representa a los santos Justa y Rufina. Del siglo XX hay una sola pintura, el monumental lienzo de la Alegoría de la Inmaculada.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto