Catedral de Burgos

Compartir

Datos principales

Lugar 
Ciudad 
Burgos
Dirección 
Plaza de Santa María, s/n, 09003 Burgos
Pais 
España
Teléfono 
+34 947 20 47 12
Horario 
Precio 
Indicaciones 

Desarrollo

En 1097 Burgos, tras un complejo proceso, se establece como sede episcopal, a lo que se une la construcción de una iglesia de estilo románico dedicada a Santa María de la Asunción, que es destinada a catedral. Se trataba de una iglesia de tres naves, que rápidamente se mostró insuficiente. El obispo Mauricio, a principios del siglo XIII, viaja por Europa con el encargo de recoger a la prometida del Rey Fernando III, viaje en el que pudo conocer las construcciones en el nuevo estilo. La insuficiencia del templo románico castellano quedó patente en la boda de Fernando III con Beatriz de Suabia. Estos dos hechos despertaron en el prelado burgalés los deseos de una rápida sustitución del edificio por otro de una suntuosidad similar de los que se estaban realizando en Europa. La construcción se inicia en 1221, avanzando la obra con una gran rapidez, ya que en 1238 el Obispo Mauricio pudo ser enterrado en el ábside, la consagración del templo se produjo en 1260. Se desconoce el nombre del maestro que proyectó el nuevo edificio, aunque en alguna ocasión se ha apuntado la posibilidad de que fuera uno de los discípulos del Maestro Ricardo, arquitecto de Las Huelgas, ya que se advierten influencias normandas. El proyecto original era una planta de tres naves, tal y como se habían resuelto las catedrales de Sigüenza y la de Cuenca, con crucero resaltado en planta al que se abrían capillas laterales. Antes de mediar el siglo XIII se hace cargo de las obras el Maestro Enrique, hasta su muerte en 1277. Este maestro había trabajado en la catedral de León. A él corresponde la transformación de la cabecera, disponiendo un profundo presbiterio de tres tramos, rodeado de una amplia girola, a la que se abren cinco amplias capillas poligonales, precedidas por dos capillas rectangulares a cada lado, tal y como se había realizado en Reims. La amplitud que se concede al presbiterio planteará en el futuro un complejo problema respecto de la ubicación del coro, que se acabará resolviendo como en la catedral de Toledo, situándole en la nave central, entre el crucero y los tramos de los pies del templo. Tras el Maestro Enrique trabaja en Burgos Juan Pérez, que muere en 1296. Con él los trabajos llegan hasta la fachada, terminada en el siglo XV. La fachada principal se dispone con tres portadas y torres laterales, mientras que las fachadas del crucero lo hacen con una única portada, la puerta del Sarmental y la de la Coronería. El claustro se dispuso en el lado meridional, obligado por la topografía del terreno y la disposición de la muralla de la ciudad, que no permitían otra ubicación. El aspecto original de la catedral no difería grandemente de las francesas, fue con la ampliación y arreglos que se realizan en el siglo XV cuando su fisonomía cambia. Durante el siglo XIV los trabajos avanzan lentamente, y es en el XV cuando se le da un nuevo impulso. En 1442, Juan de Colonia fue requerido para las obras de la catedral por el arzobispo Alonso de Cartagena. Su origen germánico propicia la entrada del gótico flamígero en España. A él se debe el diseño de las dos torres y sobre todo el cuerpo de remate en aguja calada. Igualmente realiza las capillas de la Visitación y la de Santa Ana, y la traza del primitivo cimborrio, iniciando en la misma ciudad la construcción de la cartuja de Miraflores. Sin embargo el arquitecto más representativo de la escuela burgalesa es Simón de Colonia, que prosigue las obras emprendidas por su padre, y cuya actividad se inicia hacía 1480. Su estilo se caracteriza por la fusión de las formas nórdicas con las tradiciones islámicas. Su obra capital es la Capilla del Condestable, de planta octogonal, en la que se consigue el concepto espacial grandioso de la arquitectura gótico germánica. En esta obra anticipa el concepto del espacio de las construcciones góticas del siglo XVI, en las que se mezclan formas flamígeras, como en el cimborrio con elementos de la tradición islámica, entre los que destaca la plementería en la bóveda calada , que tiene su lejano precedente en modelos almorávides. La catedral de Burgos reúne la rica variedad de formas que aparecen sucesivamente en los siglo XIII, XIV, XV y XVI. Se inspira en las catedrales francesas pero no se parece a ninguna de ellas. Si las flechas de las torres tienen aspecto francés, la articulación del espacio es nórdico y el cimborrio típicamente plateresco. En 1984 la UNESCO declara a la Catedral de Burgos Patrimonio de la Humanidad.


Esquema relacional

Los grandes castillos - Galería de...
Los grandes castillos - Galería de imágenes.

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto