Templo de Ramses II (Abu Simbel)

Compartir

Datos principales

Fecha 
1300-1225 a.C.
Lugar 
Localización 
Abu Simbel, Egipto

Desarrollo

Uno de los monumentos más impresionantes de la antigüedad, sorprende tanto por su fastuosidad y grandiosidad como por la inmensa obra de ingeniería que hubo de hacerse para trasladarlo de lugar y montarlo en su ubicación actual. El templo de Ramsés II en Abu Simbel era uno de los monumentos de Nubia amenazados por la construcción de la gran presa de Assuán -como el de Isis en Philae, o el de Debod, regalado a España-, por lo que el gobierno egipcio y la UNESCO se pusieron manos a la obra para buscarle una ubicación más segura. Excavado en la roca, como su compañero, el templo de Hathor y Nefertari, fue seccionado en bloques y vuelto a montar a 210 m de su lugar original, a salvo de las aguas. El templo estaba dedicado al dios Ra Hor Akhti, dios del sol del amanecer. Su fachada presenta a Ramsés II con la doble corona del Alto y del Bajo Egipto, en forma de cuatro colosos guardianes, con familiares suyos a sus piernas. Un largo pasillo central sujetado por estatuas de grandes dimensiones atraviesa varias salas hasta llegar al "sancta sanctorum", al fondo del templo, en el que aparecen cuatro figuras: el dios Ptah de Menfis, Amón-Ra de Tebas, Ra-Horakhty de Heliópolis y el propio Ramsés II. En permanente oscuridad, las figuras sólo se iluminan dos veces al año (21 de febrero, aniversario del nacimiento de Ramsés II, y 22 de octubre, día de su coronación), por acción de la luz solar que penetra hasta el fondo del templo. En su gran sala fueron tallados relieves con escenas bélicas, especialmente de la batalla de Qadesh contra los hititas y luchas contra sirios, libios y nubios.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto