Puente de San Martín

Compartir

Datos principales

Fecha 
Siglo XIII-XIV
Autor 
Lugar 
Localización 
Toledo

Desarrollo

El puente de San Martín, junto con el de Alcántara, formaba parte del recinto defensivo de Toledo. Datado en el siglo XIII, fue reparado por orden del arzobispo Pedro Tenorio a finales del siglo siguiente, ya que las guerras entre Pedro I y Enrique Trastámara provocaron su destrucción. Cuenta la leyenda que el arzobispo encargó la reconstrucción del Puente a un arquitecto llamado Arévalo al que, según se llevaba a cabo ésta, le fue progresivamente cambiando el carácter, tornándose cada vez más melancólico y pensativo. Un día, le confesó a su mujer que había cometido un error en los cálculos y que, cuando el puente estuviera terminado y se quitara el andamiaje, éste caería al río con toda la gente que estuviera en él; tampoco podía acudir al arzobispo porque se enfadaría y lo condenaría. La mujer del arquitecto, una noche de tempestad, decidió ir al puente y prender fuego al andamiaje de madera, provocando la caída de toda la estructura. Así, éste se debió comenzar de nuevo y el arquitecto pudo corregir el error. Sin embargo, su mujer, que no tenía la conciencia tranquila por lo que había hecho, le contó al arzobispo lo sucedido y el religioso, sorprendido por la valentía y el amor de la mujer hacia su esposo, la rindió un homenaje personal instalando en el puente su talla, que perdura todavía hoy. Actualmente, se pueden observar las torres defensivas a ambos lados, una del siglo XIII y planta poligonal con arcos de herradura, y la del lado que comunica con la ciudad, del siglo XVI, con blasón y relieves del emperador Carlos V. Se trata de un puente de estilo gótico con cinco arcos, el central de estilo ojival; es diametralmente opuesto al de Alcántara.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto