Iglesia de San Pietro in Vincoli

Compartir

Datos principales

Fecha 
Siglos IV-1503
Autor 
Lugar 
Localización 
Roma

Desarrollo

Esta basílica debe su nombre a la reliquia que guarda en su interior, los eslabones de las cadenas que amarraron a San Pedro en su prisión de Jerusalén y en el calabozo romano. Según la leyenda, cuando se aproximaron la una a la otra se soldaron milagrosamente. Sobre una casa del siglo III, se construyó una primera basílica dedicada a los apóstoles en el siglo IV. Fue reconstruida y consagrada en el 439 por Sixto III. Entre 1471 y 1503, el cardenal Giulano della Rovere, futuro Julio II, la rehabilitó por completo. La iglesia tiene planta basilical y un pórtico de cinco arcadas y cuenta con veinticinco columnas antiguas de mármol y un hermoso fresco en el techo realizado por Giovanni Battista Parodi en 1706. En la iglesia destacan numerosas obras artísticas como el sarcófago paleocristiano situado en la cripta, los cuadros de Guercino y de Domenichino, un mosaico bizantino que representa a San Sebastián y la tumba de San Nicolás de Cusa, filósofo y cardenal de la iglesia desde 1448 a 1464. Pero sin duda, la más destacable es la célebre tumba de Julio II, situada en el extremo de la nave derecha, obra de Miguel Ángel.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto