Iglesia de San Lorenzo

Compartir

Datos principales

Alias 
Basílica de San Lorenzo de Florencia
Fecha 
1419
Lugar 
Dirección 
Piazza di San Lorenzo
Localización 
Florencia

Desarrollo

La capacidad de Brunelleschi para integrar la tradición en la nueva arquitectura, que ya demostró en la cúpula de la catedral, se puso de manifiesto también en las dos iglesias que realizó con planta basilical: San Lorenzo y el Santo Spirito. En 1418 ocho familias florentinas decidieron la construcción de una iglesia en la que hubiera una capilla para cada una. Fueron los Médici quienes decidieron encargársela a Brunelleschi y, en tiempo de Cosme de Médici, esta familia conseguiría a cambio de una cantidad de dinero que la iglesia quedara sólo para ellos. Es todo un ejemplo de cómo el ascenso social basado en el poder económico se acompañó de una serie de signos externos que atañen directamente al arte. Para San Lorenzo, Brunelleschi creó una planta de cruz latina que, a pesar de ser espacialmente longitudinal, produce un cierto efecto visual de centralización en la zona del transepto al penetrar en esa zona la luz de la linterna de la cúpula. Tanto en San Lorenzo, como en la otra iglesia de planta basilical, el Santo Spirito, utiliza el bicromatismo para enfatizar esa perfección geométrica del diseño que tanto debe a la perspectiva. En San Lorenzo volvemos a encontrar las pequeñas ménsulas que marcan el módulo, un módulo que en ambas iglesias está basado sobre el círculo inscrito en un cuadrado. También en ambos templos la columna, al modo clásico, adquiere una importancia de primer orden y, a la vez que se respetan sus proporciones, su altura resulta aumentada mediante la inclusión de un fragmento de entablamento sobre el capitel. Este elemento probablemente lo tomara Brunelleschi de la Basílica romana de Constantino, aunque allí no aparece sobre columnas exentas, y es un elemento que tendrá su proyección en el Renacimiento español. El fallecimiento de Brunelleschi motivó que Antonio Manetti se encargara de los trabajos pero la fachada no se llegó a concluir por lo que se pensó en Miguel Ángel para llevar a cabo este proyecto. Continuas rivalidades entre los canteros impidieron que el plan se pusiera en marcha, quedando inacabada. Al fondo del crucero derecho se encuentra la Sacristía Vieja, construida entre 1420 y 1429 por Brunelleschi y decorada por Donatello unos años más tarde. De este mismo autor son los paneles de bronce que decoran las puertas de las dos pequeñas capillas que se abren a la sacristía, veinte escenas en las que se representan los Diálogos entre los Mártires, entre los Apóstoles y entre los Padres de la Iglesia. En la Sagrestia Vecchia se encuentran los sarcófagos de dos de los hijos de Cosme el Viejo -enterrado también en este templo-, obras de Verrochio, y el sarcófago de Giovanni di Bicci y su esposa, fundadores de la dinastía. La Sacristía Nueva fue diseñada por Miguel Ángel y es la capilla funeraria que alberga las tumbas de la generación joven de los Médici, por lo que forma parte del conjunto de las Capillas Mediceas. En la Capilla Martelli está el monumento funerario de Donatello. Desde esta capilla se llega al claustro, construido en 1457 por un seguidor de Brunelleschi. El claustro permite el acceso a la Biblioteca Laurenziana.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto