Fuente de la Plaza de España

Compartir

Datos principales

Fecha 
1928
Lugar 
Dirección 
Plaza de España
Localización 
Barcelona
Estilo 

Desarrollo

Proyectada en 1928 por Josep Maria Jujol, reconocido arquitecto a raíz de su fructífera colaboración en muchos de los proyectos de Antoni Gaudí. Fue uno de los elementos importantes de la Exposición que no estaban acabados cuando ésta se inauguró en 1929. Se levanta sobre un pequeño montículo en el que se encontraba anteriormente la cruz de término de la ciudad en la antigua carretera de Madrid. Esta cruz era conocida popularmente como la Creu Coberta y dio nombre a uno de los principales barrios de Sants. Jujol planteó el monumento como homenaje al agua. Cada grupo escultórico representa cada uno de los tres mares que bañan las costas españolas, con sus respectivas cuencas hidrográficas. Todas estas esculturas surgieron de la mano del escultor Miquel Blay. El Mediterráneo, con el río Ebro representado como un hombre joven y atlético rodeado de jóvenes. El Atlántico, con el Tajo y Guadalquivir representados por dos ancianos con sus respectivas Cortes de jóvenes afluyentes. El Cantábrico, con un grupo de adolescentes que representan los ríos cortos y rápidos de su cuenca hidrográfica. Pero no acaba aquí la simbología implícita del conjunto. Las tres grandes columnas, que en principio tenían inscripciones, representan la Religión, las Artes y el Heroísmo, con las personificaciones en las esquinas de la Navegación, la Salud Pública y la Abundancia, todas ellas obras de los hermanos Oslé. La fuente se remata con un pebetero rodeado de tres Victorias alzadas en bronce del escultor Llovet. Esta parte de la fuente se adecuaba perfectamente a los idearios del dictador Primo de Rivera ya que, según el propio Jujol, "el pebetero significaba el sacrificio permanente de España para defender la civilización".


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto