Estadio Olímpico

Compartir

Datos principales

Fecha 
1928
Lugar 
Localización 
Barcelona
Estilo 

Desarrollo

Dentro de los temas monográficos de la Exposición se encontraba el deporte. De todas las infraestructuras construidas dentro de este apartado merece especial mención el Estadio Olímpico. Proyectado y construido por Pere Domènech i Roura desde 1928. Se trataba de un gran estadio con un aforo para 62.000 espectadores, que lo convertían en el estadio más grande de Europa de su época, eso sí, después del estadio de Wembley, en Inglaterra. Aun cuando sus instalaciones eran válidas para la práctica de algunos deportes, el edificio se construyó demasiado deprisa y primando los aspectos económicos sobre los cualitativos. Las graderías, con muy poca pendiente, tenían un acceso muy cómodo en detrimento de una buena visibilidad para los espectadores. La puerta de la Maratón, quizá el elemento más destacable del conjunto, tiene unas excelentes esculturas ecuestres nacidas de la mano del escultor Pau Gargallo. La fachada principal, a pesar de ser monumental, no llega a tener una gran calidad estética. Con motivo de la celebración de las Olimpiadas de Barcelona de 1992, el edificio fue rescatado de la ruina casi total en la que se encontraba. Los arquitectos Vittorio Gregotti, Federico Correa, Alfonso Milá, Joan Margarit y Carles Buxadé, lo restauraron, conservando únicamente las fachadas y la puerta de la Maratón, solucionando los problemas de visibilidad para los espectadores y de práctica de algunos deportes. Fue el edifico y centro principal de los actos deportivos y de inauguración y clausura de las Olimpiadas de Barcelona de 1992.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto