Castillo de Burgos

Compartir

Datos principales

Alias 
Fortaleza de Burgos
Fecha 
884
Autor 
Lugar 
Localización 
Burgos

Desarrollo

El castillo o fortaleza de Burgos, construido en el año 884, fue construido como avanzadilla cristiana frente al dominio musulmán y como firme baluarte en la recuperación de territorio. La propia palabra Burgos podría significar "fortaleza en lo alto", cuya morfología urbana quedó marcada para siempre en el cerro. Actualmente se encuentra semiderruido pero, a comienzos del siglo XV, era un lujoso palacio donde se alojó Enrique III. Antes de concluir el siglo jugó un papel primordial en la guerra de sucesión a la Corona de Castilla, pues el castillo defendió a Juana La Beltraneja, mientras la propia ciudad de Burgos se decantó por Isabel La Católica, a cuyas tropas terminó rindiéndose en 1476. Fernando el Católico lo convirtió en un fuerte de artillería; sin embargo, en 1736, bajo reinado de Felipe V, fue destruido casi completamente por un incendio. En el siglo XIX, Napoleón ordenó su reconstrucción pero, cuando las propias tropas francesas se vieron acosadas ante las fuerzas hispano-británicas, lo dinamitaron para evitar que fuese utilizado por éstas. Desde 1813 hasta hoy apenas ha sido utilizado. Conserva buena parte de la muralla exterior, incluidos algunos torreones originales, ciertas partes de su estructura interna, el aljibe, toda una red de galerías subterráneas y su magnífico pozo, a cuyo interior se accede por una escalera de caracol de 335 peldaños.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto