Casa Calvet

Compartir

Datos principales

Fecha 
1898-1900
Lugar 
Dirección 
C/ Caspe, 48
Localización 
Barcelona

Desarrollo

Es uno de los escasos edificios entre medianeras que Gaudí realizó en el Eixample de Barcelona. El inmueble fue edificado en un solar de 636,64 m2 -entre el colegio de Jesús y María y la riera de Malla-, comprado por el Sr. Pedro Mártir Calvet i Carbonell, en enero de 1897.En esta ocasión, Gaudí se aleja de los estilos de referencia habituales en su primera producción -mudéjar y gótico- para crear una fachada más discreta dentro de una línea barroca temperada. A pesar de la discreción del proyecto, no fue aprobado por el Ayuntamiento porque la altura de los ondulados remates de la fachada sobrepasaban la altura reglamentaria. Gaudí volvió a presentar el mismo proyecto, ahora con un potente trazo rojo, cortando los hastiales sobresalientes por el punto que preveían las ordenanzas. Finalmente, la casa se construyó según el criterio del autor, y no sólo eso, sino que fue premiado como mejor edificio construido, el año siguiente de su finalización (1900). Cuando Gaudí acometió las obras, el Sr. Calvet había fallecido ya; quizá, por esta razón, su viuda e hijos, quisieron configurarla como un monumento a su memoria, como se puede apreciar en la decoración, que utiliza temas iconográficos que le rememoran. En los exteriores, Gaudí utilizó como recubrimiento del muro piedra arenisca de Montjuïc, tallada en piezas de superficie rústica parecidas a las utilizadas por los romanos en el acueducto de Ferreres, de Tarragona. La decoración esculpida esta concentrada en la zona baja, en las columnas y marcos anilladas de las puertas de acceso al inmueble y a los almacenes; en la tribuna del piso principal -zona de la vivienda de los propietarios- y en la zona del doble remate superior. De abajo arriba se van sucediendo las formas del ciprés, junto con la cartela conteniendo la inicial del nombre de la familia, -símbolo de la hospitalidad-, con las de representaciones de diversidad de setas (múrgulas, huevos del diablo), ya que el difunto era micólogo, y sendos cuernos de la abundancia -alegoría de la prosperidad- cubriendo la tribuna. Desde lo alto, las imágenes de San Pedro Mártir, patrón del propietario, y San Ginés de Arlés y San Ginés de Roma, patrones de Vilassar, población de dónde eran oriundos los Calvet-Pintó, presiden la composición. Como es habitual en la obra de Gaudí, la ornamentación se complementa con un magnífico trabajo de forja de Lluís Badia en los balcones trilobulados de la fachada, en la decoración de la caja del ascensor del vestíbulo y los curiosos picaportes en forma de chinche; un arrimadero interior de azulejería vidriada, y pinturas cubriendo los muros del patio. La casa fue vendida a Joan Boyer i Vilaseca, a cuya familia pertenece en la actualidad.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto