Calzada romana de Mérida

Compartir

Datos principales

Fecha 
Siglos I-II
Autor 
Lugar 
Localización 
Mérida, Badajoz

Desarrollo

La amplitud del Imperio Romano motivó la necesidad de disponer de un medio para recorrerlo, estableciéndose una vasta red de calzadas que llegaban a todos los rincones y que tenían su origen en Roma, alcanzando casi los 100.000 kilómetros. Las primeras vías se abrirían por razones militares ya que el ejército construía calzadas al mismo tiempo que conquistaba nuevos territorios, realizándose de la manera más recta posible para llegar con mayor rapidez.Para su construcción, en primer lugar se abría un ancho surco en el suelo para ponerse después bordillos de piedra en ambos lados. El surco era llenado con sucesivas capas de piedra, grava y arena, cubriéndose finalmente con anchas losas de pavimento. Un supervisor comprobaba el correcto nivel de la vía, empleando para ello un utensilio llamado groma. Para evitar la inundación de las vías se combaba la calzada y se empleaban caños subterráneos para dirigir las aguas residuales al exterior. Las más importantes calzadas solían tener un ancho de cinco a seis metros, con sus correspondientes arcenes. La principal vía que pasaba por Emerita Augusta era la de la Plata, que enlazabas las ciudades de Mérida y Astorga.


Esquema relacional

Iglesia de Santa Sofía (Estambul)
Iglesia de Santa Sofía (Estambul)

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto