Xilografía Oriental

Desarrollo

La xilografía consiste básicamente en reproducir una imagen grabada en una plancha de madera sobre una lámina de fibra vegetal, más o menos refinada: por ejemplo, papel.Su nombre proviene del griego Xilós, que significa madera, y Grafía, que significa escritura.El método de trabajo es diferente en Oriente que en Occidente. Los países asiáticos lo conocen desde antes, cultivado por los inventores chinos, que fueron los que introdujeron avances técnicos como el papel, la tinta, la imprenta, etc, sin los cuales Occidente no hubiera podido avanzar cualitativamente como lo hizo en el siglo XV.A Japón llega a partir del siglo VIII, importada desde China. Existen dos modalidades: xilografía monocroma y xilografía polícroma. Lo primero que ha de hacerse es el dibujo en papel, que ha de pegarse sobre la tabla de madera, siendo ésta de peral o de cerezo. Sobre esta tabla se labra el dibujo, siguiendo las líneas del modelo para obtener la plancha con la que se van a tirar los grabados. Una vez tallada la plancha se imprimen los folios, uno a uno. La impresión no se consigue mediante prensa sino colocando la hoja sobre la plancha y frotando su superficie con una herramienta circular, lo cual permite al grabador controlar la presión ejercida sobre el papel y por lo tanto, la intensidad de la imprimación.Para una xilografía monocroma basta tallar una plancha. Cuando se quiere añadir más colores, se labran tantas tablas como colores se deseen, hasta incluso quince planchas diferentes para un sólo grabado final.Las planchas han de entintarse con colores solubles al agua, que es lo que permite la gradación tonal que proporciona sus hermosos colores al los grabados japoneses, en especial los denominados Ukiyo-E del período Edo.


Esquema relacional

Compartir

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto