Acuarela

Desarrollo

El nombre de este material proviene del latín "aqua", puesto que su base fundamental es el agua. El efecto es el de una pintura muy desleída, de colores suaves y algodonosos. Su base es una serie de pigmentos que se aglutinan no a través de aceites, como en el caso del óleo, sino con goma arábiga o sustancias similares. La característica que este aglutinante les confiere es la capacidad de ser solubles en el agua. El pincel que aplica los colores ha de tener un núcleo absorbente para acumular el agua coloreada. El papel para acuarela tiene un grosor especial y una gran absorbencia, que evita que se enrosque. Normalmente es blanco, aunque también puede estar tintado en neutro. El color así extendido resulta transparente, dejando apreciar la textura del papel debajo, así como otras capas de color.La acuarela se descubrió en el siglo II a.C., en el antiguo Egipto, aunque fue una técnica minoritaria hasta el siglo XVI, en que redescubierta por Durero y Van Dyck se aplicó para terminar partes y detalles de obras mayores. La mayor escuela acuarelista de la historia llegó con la Inglaterra del siglo XIX, quedando desde ese momento indisolublemente unida a los paisajistas románticos y posteriores.


Esquema relacional

Compartir

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto