Valle de los Reyes

Compartir

Datos principales

Tipo 
Emplazamiento
Antecesor 

Desarrollo

Situado en la orilla occidental de Tebas, tras Deir el-Bahari, alberga las tumbas de los reyes egipcios de las dinastías XVII-XX. Llamado en árabe Biban el-Moluk -"las puertas de los reyes", hasta la actualidad se han localizado 62 tumbas, aunque no todas pertenecieron a reyes e incluso de algunas no se ha localizado su propietario. El primer rey allí enterrado fue Tutmosis I, si bien su predecesor, Amenofis I, fue quien primero excavó su tumba en la roca de la montaña, probablemente junto a Deir el -Bahari. La construcción de la tumba correspondía a los artesanos que habitaban en el cercano poblado de Deir el-Medina. Las tumbas reales estaban separadas de su correspondiente templo funerario, construido en el límite del terreno cultivable, por una línea de montañas. En general, todas ellas responden a un mismo patrón: una abertura estrecha en la montaña que da paso a un largo corredor descendente, que cruza una o más salas con pilares, pozos y una cámara mortuoria final. Como las tumbas del Valle de las Reinas, las paredes y techos están decorados con frescos de vivos colores, algunos muy bien conservados gracias a la extraordinaria sequedad del terreno. Los motivos son básicamente religiosos, como pasajes del libro de los muertos o imágenes del rey junto a los dioses. El primer hallazgo moderno de la existencia de las tumbas reales y su rico contenido se produjo en 1870, cuando una familia local vendía piezas pertenecientes a un escondite realizado por sacerdotes de la XXI dinastía para poner a salvo el ajuar frente a los saqueadores. En 1898 se descubrió la tumba de Amenofis II, pero el más extraordinario hallazgo lo realizó Howard Carter en 1922, la tumba de Tutankamon. Ésta, a pesar de haber sido ya saqueada, contenía un extraordinario tesoro.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto