Ronda

Compartir

Datos principales

Tipo 
Pueblo o ciudad
Antecesor 

Desarrollo

Localidad del interior de la provincia de Málaga, enclavada en una agreste serranía, entre crestas de mediana altura y profundos tajos, lo que sin duda ha contribuido a acentuar su imagen romántica. Es Ronda un lugar de ocupación muy antigua. En su término se encuentra la cueva de La Pileta, con excelentes muestras de arte rupestre, y el conjunto megalítico del Dolmen del Chopo, entre otros de similares características. Los romanos dejaron numerosos vestigios por la zona, en especial la ciudad de Acinipo. A pesar de esto, el legado más importante lo dejaron los musulmanes, no en balde ellos hicieron de Ronda una de las ciudades más destacadas de al-Andalus, llegando a ser capital de una de las cinco coras. Los árabes dejaron numerosas muestras de su cultura en todos los ámbitos: arte, gastronomía, costumbres, sistemas de cultivo, urbanismo, etc. Los Reyes Católicos conquistaron la ciudad en 1485, dando comienzo una nueva etapa en la que los elementos culturales cristianos se superponen poco a poco sobre los musulmanes. Durante el siglo XVIII Ronda comienza a asumir un papel protagonista en el contexto andaluz, iniciando una cierta expansión que se plasma en dos de sus iconos arquitectónicos: el Puente Nuevo y la Plaza de Toros. El siglo XIX es el del romanticismo; a Ronda acuden viajeros franceses e ingleses, atraídos por las historias sobre bandoleros justicieros, gitanas sensuales y toreros valientes. Con ello acaba de forjarse la tópica imagen romántica de una Ronda que, no obstante, lucha por abrirse camino al progreso. En la actualidad, es ésta una de las ciudades más dinámicas de Andalucía, que ofrece al visitante su rico pasado histórico y cultural y una excelente nómina de monumentos, además de un excepcional entorno paisajístico. Aparte de los monumentos citados, es preciso destacar la ermita mozárabe de la Virgen de la Cabeza; las iglesias de Santa María de la Encarnación la Mayor, del Espíritu Santo, de Santa Cecilia o del Padre Jesús; los palacios de Mondragón, de los Marqueses de Moctezuma o del Marqués de Salvatierra; las murallas de la Cíjara y de la Albacara; los baños árabes, la Puerta de Almocábar o el Alminar de San Sebastián, entre otros muchos.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto