Pamplona

Compartir

Datos principales

Tipo 
Pueblo o ciudad
Antecesor 

Desarrollo

Situada en la zona central de la provincia de Navarra y a 449 metros sobre el nivel del mar, se encuentra bordeada por el río Arga. Junto con su comarca, Pamplona está en la denominada Cuenca de Pamplona, en medio de un cinturón montañoso. Esta ciudad aparece bañada por los ríos Arga, Elorz y Sadar, y también por regatas y barrancos, que permiten el crecimiento de huertas prácticamente en cualquier punto de la ciudad. En lo que se refiere a infraestructura, Pamplona cuenta con tres universidades: la Universidad Pública de Navarra, la Universidad de Navarra y el Centro Asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Con más de tres kilómetros cuadros de parques y jardines, es una de la ciudades donde más abundan las zonas verdes. También destaca por el alto nivel de sus instalaciones sanitarias con el Hospital de Navarra y Virgen del Camino que comparten su buen hacer con la Clínica Universitaria. Su pasado se remonta a la Prehistoria. Lugar habitado desde al menos dos milenios antes de Cristo, parece ser que tuvo el nombre de Iruñea, lo que significaría "la ciudad". Ya desde muy antiguo aparecen referencias a la población, siendo citada por Estrabón como capital del territorio de los vascones. En tiempo de los romanos se produce un asentamiento de estos sobre el de los vascones, a cargo del general Cneo Pompeyo. Éste, entre los años 75 y 74 a.C., construye una fortificación para asentar a sus legiones, en guerra contra las de Sertorio. Nace así la ciudad de Pompaelo o Pompailon -"ciudad de Pompeyo"- una urbe que prospera gracias a su posición privilegiada, en el cruce de caminos entre la Galia, el Cantábrico y el Ebro. Arrasada por las invasiones bárbaras, tras ser reconstruida se convierte en sede episcopal bajo el dominio visigodo. La invasión musulmana hace de Pamplona una ciudad tributaria del poder musulmán. Los emires de Córdoba alternan etapas de confrontación con otras de paz, en los que la nobleza cristiana de Pamplona se ve obligada a pagar tributos. Nuevamente la ciudad es destruida, esta vez en el año 778, a cargo de Carlomagno. Éste, que regresa de Zaragoza camino de Francia, destruye las murallas y saquea a sus habitantes. Presionada por musulmanes y francos, los pamploneses se decantan por una política de alianzas, que les permita mantener su independencia. Así, de la unión mediante matrimonio de un miembro de la dinastía vascona de los Iñigo y de otro los Banu Qasi de Tudela, nace el primer rey del reino de Pamplona, Iñigo Ximénez, también conocido como Iñigo Arista. A lo largo del siglo X se produce la expansión del primitivo reino de Pamplona. Uno de sus promotores es Sancho Garcés I, quien hace de Pamplona la capital permanente del reino. Esta expansión sitúa al reino de Pamplona como un posible rival para el poder del califa de Córdoba, por lo que en el año 924 Abd al-Rahman III lanza un ataque que destruye nuevamente la ciudad. La destrucción de Pamplona hace que la antigua ciudad pase a ser una pequeña aldea, que se denominará Iruña y, más adelante, La Navarrería. Este núcleo primitivo permanecerá bajo control del obispo hasta que en 1319 sea transferido a la Corona. Con el tiempo, diversas repoblaciones promovidas por los monarcas y el hecho de que Pamplona se encuentre en el Camino de Santiago hacen que Pamplona crezca poco a poco, creándose nuevos núcleos de pobladores junto a la ciudad primitiva. Uno de estos núcleos, el de San Cernín, está formado sobre todo por comerciantes y artesanos. En 1129 el rey Alfonso I el Batallador le concede privilegios. Otro núcleo, el de San Nicolás, es también favorecido en 1189. Las relaciones entre los tres barrios son difíciles, dando lugar a frecuentes disputas, en cuyas refriegas se llega a destruir el núcleo de la Navarrería, en 1276. La situación de enfrentamiento finaliza el 8 de septiembre de 1423, cuando el monarca Carlos III el Noble (Privilegio de la Unión) declara la integración para siempre de los tres núcleos en una sola población, sujetos a una misma jurisdicción. Pamplona es una de las principales paradas de la ruta Jacobea. Dispone de aeropuerto y se encuentra bien comunicada con varias autopistas. El 6 de julio con el lanzamiento del Txupinazo comienzan las fiestas de San Fermín.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto