Londres

Compartir

Datos principales

Tipo 
Pueblo o ciudad
Antecesor 

Desarrollo

Ciudad de Inglaterra y capital del Reino Unido. Territorialmente, comprende el Condado de Londres, creado a mediados del siglo XIX para dar unidad administrativa a todo el conjunto urbano, y parte de los condados limítrofes, como Middlesex, Essex, Surrey y Kent. En 1963, sin embargo, cambió el orden administrativo, unificándose los condados de Londres y Middlesex y formando el Greater London, que comprende 32 distritos, y, por otro lado, la City of London. Los orígenes de Londres como núcleo urbano y portuario hay que buscarlos en la ocupación romana de Britania, aunque ya antes existía una pequeña ocupación céltica. La urbe se levantó en la orilla izquierda del curso bajo del río Támesis, recibiendo el primitivo núcleo urbano el nombre de Londinium. Los romanos levantaron un puente y una imponente cinta amurallada. Desde el principio, tuvo una gran importancia tanto económica como comercial. Tras la caída del Imperio Romano en el siglo V, la ciudad entró en un periodo de decadencia, no recuperándose hasta mediados de la Edad Media. Las construcciones llevadas a cabo en esta etapa se fueron asentando sobre las romanas y, a partir del siglo VI, se produjo una notable expansión territorial, limitada a la orilla izquierda del bajo Támesis. Con el paso de los siglos, el núcleo urbano se fue expandiendo también hacia el lado derecho, en la zona baja y llana de Southwark. A partir de la Edad Moderna, Londres era ya una ciudad de grandes dimensiones, pero prácticamente despoblada a consecuencia de una peste que ocasionó casi cien mil muertes en 1665. A esto, se debe añadir el gran incendio de 1666, que duró cinco días y destruyó casi por completo la ciudad. La nueva urbe surgida tras el incendio nació con una fisonomía típicamente neoclásica, enriquecida en el siglo XVIII con caracteres estilísticos georgianos. La población se distribuyó en barrios de acuerdo con la clase social a la que se pertenecía, aspecto visible todavía hoy, como el West End, de bellos palacios, jardines y parques, o el Est End, formado por monótonas filas de casas unidas entre sí y levantadas tras la II Guerra Mundial, en las que viven las colonias de inmigrantes más pobres y desfavorecidas. En 1720, Londres contaba con unos 750.000 habitantes y, como sede del Parlamento y epicentro de un Imperio creciente, era la ciudad más rica de Inglaterra. La revolución industrial y el comercio provocaron que, entre 1851 - 1901, la población pasase de tres millones a seis. Durante la II Guerra Mundial la ciudad fue devastada por los bombardeos nazis, desapareciendo prácticamente el East End. Actualmente, Londres es un gran centro político y administrativo, además de un poderoso centro comercial. La denominada City corresponde al antiguo asentamiento romano y a la ciudad amurallada medieval. A principios del siglo XIX, contaba con un millón de habitantes; hoy día, sin embargo, es un distrito pobladísimo durante el día y desierto por la noche como consecuencia de su función puramente comercial. El puerto de Londres es, sin duda, uno de los más importantes de Europa; se extiende a lo largo del Támesis y está constituido por un vasto sistema de muelles. Hasta finales del siglo XVIII se entraba por la orilla izquierda de la City, pero el gran aumento del tráfico portuario y el aumento del tonelaje provocaron un desplazamiento hacia el valle. Se trata del típico puerto portuario donde los barcos con mayor tonelaje sólo pueden acceder durante la marea alta.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto