Estella

Compartir

Datos principales

Tipo 
Pueblo o ciudad
Antecesor 

Desarrollo

Estella es la capital de la merindad que lleva su nombre, una zona de contacto entre la Ribera y la Montaña de Navarra. La villa está situada a orillas del río Ega, en un estrecho pasillo formado por el meandro del río, rodeada de elevadas montañas. Es una de las poblaciones más ligadas al Camino de Santiago que llega a estas tierras procedente de Puente la Reina. No en balde, su fundación se realizó en el año 1090 por expreso deseo del rey Sancho Ramírez, con el fin de ayudar y dar cobijo a los peregrinos francos que seguían la Ruta Jacobea. La tradición apunta a que el monarca optó por este lugar tras conocer la noticia de la aparición de la Virgen a unos pastores en la montaña del Puy. Estella aparece mencionada en el "Liber peregriationis" (primer tercio del siglo XII) como final de la tercera etapa, halagando su autor tanto la calidad de sus productos alimenticios como las aguas del Ega. El primitivo nombre vasco del lugar -Lizarra, "el fresnedal"- fue pronto sustituido por un nuevo topónimo latino impuesto por los francos allí asentados, especialmente en el barrio de San Martín, alrededor de la iglesia de san Pedro de la Rúa. El nuevo topónimo no pudo ser más propicio: Stella -"estrella"-, posiblemente derivado de eliminar la letra inicial al topónimo vasco -"izarra" quiere decir estrella-. Paulatinamente, a lo largo del siglo XII fueron creándose nuevos burgos de francos, como el de San Miguel. En los últimos años de esta centuria, Sancho VI el Sabio otorgó fueros a dos nuevos burgos: el del Arenal y el de San Juan, permitiendo instalarse en ellos a los ciudadanos navarros, en las mismas condiciones beneficiosas que los francos. El auge económico de los diferentes barrios tendrá su reflejo en una fulgurante actividad constructora, convirtiéndose el primitivo núcleo en un conjunto urban, donde destacarán importantes edificios, especialmente religiosos, convirtiéndose Estella en "la capital del Románico navarro" en palabras de Caro Baroja, ya que cada uno de los burgos tenía su propia iglesia y un hospital para atender a los peregrinos. La privilegiada posición de Estella, al quedar situada casi en el centro de la Comunidad Foral de Navarra, le permitirá convertirse en un eje económico de vital importancia a lo largo de la Historia. En época contemporánea, Estella se convirtió en un importante baluarte del carlismo, dentro del conflicto dinástico que se produjo tras el fallecimiento de Fernando VII. No en balde, en el Palacio del Gobernador se están realizando importantes obras para alojar el Museo Histórico del Carlismo. En la actualidad, Estella cuenta con una población de más de 13.000 habitantes, dedicados en su mayoría a la industria y los servicios. Su patrimonio monumental es amplísimo, destacando el llamado Palacio Real, las iglesias de San Pedro de la Rúa, San Miguel Excelsis, San Pedro, San Salvador, Santo Sepulcro, San Juan Bautista o Santa María Jus y el Puente de la Cárcel, entre otras muchos edificios de gran interés.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto