Arcos de la Frontera

Compartir

Datos principales

Tipo 
Pueblo o ciudad
Antecesor 

Desarrollo

En el noroeste de la provincia de Cádiz se halla la villa de Arcos de la Frontera, acceso natural de la sierra de Grazalema e inicio de la ruta de los Pueblos Blancos. Bañada por el río Guadalete, su historia se remonta a tiempos paleolíticos. El lugar fue ocupado por romanos y musulmanes -con el nombre de Madinat Ar-kosch-, aunque la leyenda que recoge su escudo hace referencia a su fundación por el rey Brigo, nieto de Noé, recibiendo el nombre de Arcobrigan. Alfonso X conquista la villa definitivamente en 1264, convirtiéndose en una de las fortalezas de la frontera cristiana contra los musulmanes, de ahí su segundo nombre. Arcos fue el núcleo principal de las posesiones del marqués de Cádiz y primer duque de Arcos, Rodrigo Ponce de León, quedando vinculada al señorío hasta el siglo XVIII. Posteriormente pasará a la casa de Osuna. Al ser la capital del señorío, la ciudad tiene interesantes joyas artísticas, entre ellas su castillo, lo que le ha valido la declaración de Conjunto Monumental Histórico Artístico en 1962.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto