Alcaudete

Compartir

Datos principales

Tipo 
Pueblo o ciudad
Antecesor 

Desarrollo

Hermosa villa enclavada en el suroeste de la provincia de Jaén, en la zona de conexión con las provincias de Córdoba y Granada, en la comarca Sierra Sur y al pie de la Sierra Ahillos. Su paisaje está determinado por fuertes pendientes y áreas de vega en torno a cursos fluviales, entre la campiña del Guadalquivir y las sierras subbéticas lo que condiciona el tipo de cultivos: huertas y un "mar" de olivos. Cuenta con una importante industria agroalimentaria y de transformación de madera. Se encuentra en un punto geográfico excepcional dentro de la red viaria de Andalucía, en la N-432. A 30 minutos de Jaén, a 45 de Granada y Córdoba, en el "Corazón de la Ruta del Califato" , a 90 de Málaga y la Costa del Sol y a dos horas de Sevilla y Almería. Está dentro de la "Via Verde del Aceite", en la "La Ruta de los Castillos y las Batallas" , en la "Ruta del Califato" y en la "Ruta del Renacimiento". Alcaudete y sus tres anejos (La Bobadilla, Noguerones y Sabariego), tienen una población cercana a 11.500 habitantes. El Alcaudete prehistórico y hasta la época romana y visigoda, se ubicó en una zona comprendida entre el Cerro de la Celada, Fuente Amuña y las tierras donde hoy día se ubica el Parque; lugares donde la abundancia de agua favorecieron el asentamiento, ya que permitía el desarrollo de una explotación intensiva en base al regadío. La conquista islámica de Alcaudete en el 715 provoca la construcción de un Hisn o lugar de refugio, en un lugar muy distinto del que tradicionalmente había sido ocupado por la población hispanoromana e hispanovisigoda. El área elegida es un cerro próximo, que reúne mejores condiciones para su defensa debido a la escabrosidad del terreno, con pronunciados farallones rocosos, que en la mayoría de los casos configuran una autentica muralla natural y su destacada posición estratégica en la zona Suroriental de al - Andalus, al confluir en él varias rutas que unían importantes poblaciones, como son Córdoba, Granada y Jaén. Tras la ocupación musulmana, el municipio de Alcaudete será conocido con el nombre de Hisn al-Qabdaq (ciudad de los manantiales), estando integrado en la cora de Ilbira (Granada). Las primeras noticias que aparecen en las fuentes islámicas sobre al-Qabdaq, hacen referencia a las expediciones guerreras de Ibn Hafsun, rebelde muladí que se subleva contra el poder de los Omeyas, haciendo referencia a los hechos que suceden en tiempos del emir al- Mundir ( siglo IX), que envía expediciones contra Cabra, Priego y Alcaudete, así como sobre los alrededores de Jaén. Tras diferentes expediciones para el sometimiento del territorio, el control definitivo se consigue en el 925, al enviar otra expedición que resultó victoriosa y desmanteló la mayor parte de los castillos y fortalezas sublevadas. Será en este momento cuando la villa sea sometida, pasando definitivamente a la obediencia del poder califal, bajo el mandato de Abd al-Rahman III. A lo largo del s. XII, al-Qabdq queda bajo el poder de los almohades, realizando importantes reformas en la antigua fortificación emiral. La primera vez que los cristianos realizan una incursión en tierras de Alcaudete es en el año 1085, con Alfonso VI, a quien acompañaba el Cid Campeador. Algunos autores consideran que la conquista cristiana de Alcaudete se realizó en 1245; sin embargo, por el documento de donación a la Orden de Calatrava sabemos que el último día de ese año la villa estaba todavía bajo control musulmán. Ese día y desde el sitio de Jaén, Fernando III donaba a la Orden y a su maestre Fernando Ordóñez la villa y el castillo, para cuando fuesen conquistados, hecho que se produjo en 1246. En el año 1300, Muhanmad II reconquista la fortaleza y con ello pone fin al señorío de la Orden de Calatrava sobre la Villa. En 1312, el Infante D. Pedro, hermano del rey Fernando IV, conquistó definitivamente el castillo de Alcaudete por capitulación de sus defensores, tras tres meses de asedio. Los cronistas cristianos afirman que Fernando IV el "Emplazado" murió en Jaén, pero Ibn al-Jatib relata que murió mientras se mantenía el asedio en Alcaudete, ocultándose el suceso, porque su difusión hubiese resultado perjudicial para la empresa militar. Alfonso XI otorgó a la villa, el 8 de febrero de 1328, el fuero de Córdoba, donde se resaltan las importantes franquicias tanto sociales como económicas, que hacían posible su poblamiento. Bajo su reinado, el cargo de alcaide lo ocuparon los Fernández de Córdoba, aunque subordinados a los intereses del monarca. Alcaudete está relacionada con el descubrimiento de América y la Reconquista, ya que sus protagonistas pasaron por ella. La villa hospedó en numerosas ocasiones a los Reyes Católicos que, camino de los campos de batalla del sur peninsular, pasaron por ella. En 1487, el duque de Medinaceli envió a Colón en busca de los Reyes Católicos para que éstos apoyaran su futura empresa. Al prolongarse las negociaciones entre ambas partes, Cristóbal Colón permaneció por los pueblos de la zona, siendo uno de ellos Alcaudete. Juan de Alcaudete, agricultor de profesión, acompañó a Colón en uno de sus viajes. La villa quedó adscrita al señorío de Montemayor, alcanzando el título de condado en 1528, otorgado por Carlos I. Los condes de Alcaudete edificaron dentro del castillo su palacio. Una descripción del siglo XVI nos dice: "Yace entre cerros Alcaudete, con fuerte y hermoso castillo, que sirve de palacio a sus condes. Está abastecido de muy rica pesca, fértil de pan, vino, aceite, caza, regaladas alcaparras, y especialmente mucha fruta a diferentes partes conducida. Se labran famosos tafetanes". La ciudad fue pionera en el levantamiento contra las tropas napoleónicas durante la guerra de Independencia.


Esquema relacional

Los grandes palacios - Galería de ...
Los grandes palacios - Galería de imágenes

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto