Sobre la expedición de Pedro de Ursúa y Lope de Aguirre por el Marañón

Compartir

Datos principales

Inicio 
1AC
Fin 
1AC
Rango 
1AC to 1AC
Derechos 

Desarrollo

Sobre la expedición de Pedro de Ursúa y Lope de Aguirre por el Marañón No cabe duda que los acontecimientos que tuvieron lugar durante la expedición de Ursúa a Omagua, y sobre todo los concernientes a la rebelión de Aguirre, debieron impresionar fuertemente a quienes los presenciaron y a aquellos que durante bastante tiempo conservaron memoria de ellos. Este debe de ser uno de los fundamentos principales que justifica la relativa abundancia de relaciones y documentos que se produjeron referidos a estos viajes. Es necesario rendir aquí homenaje al erudito aragonés Emiliano Jos, que reunió las obras conservadas sobre este pasaje de las expediciones españolas por el Amazonas y realizó un sistemático estudio en el cual ofrecía, con asombrosa minuciosidad, una detallada nómina de las fuentes de la expedición, tanto las publicadas como las inéditas8. En las páginas que siguen se mantendrá la numeración otorgada por Jos a estas fuentes, aunque por razones de argumentación en algunos casos se quebrante su orden. La Relación breve fecha por Pedro de Monguía# de lo más sustancial# de la Jornada del Gobernador Orsúa# e del alzamiento de Lope de Aguirre# se escribió antes de la muerte de este último, acaecida el 27 de octubre de 1561. Lleva fecha de 3 de septiembre, que corresponde a la declaración de su autenticidad hecha por el P. Montesinos ante la Audiencia de Santo Domingo, pero en opinión de Jos es quizás el relato de menor interés sobre acontecimientos. Está publicada en la Colección de Documentos Inéditos del Archivo de Indias, donde ocupa las páginas 191 a la 215 del tomo IV (Madrid, 1885). Gonzalo de Zúñiga se declara autor de la Relación muy verdadera de todo lo sucedido en el río Marañón en la provincia del Dorado#, que es la segunda según el estudio de Jos. En esta obra se incluye un romance anónimo que debió circular ya en vida de Aguirre, en el cual se expresan algunos juicios sobre sus acciones. El romance se conserva, tanto en el original del Archivo de Indias, como en la copia de la colección Muñoz, y de él extractamos los siguientes versos: Riveras del Marañón do gran mal se A conjelado se leuantó un Vizcaino muy peor q Andaluzado la muerte de muchos buenos el gran traidor A causado ############. A nadie da confisión por q no lo A acostumbrado y así se tiene por cierto ser El tal Endemoniado El relato de Gonzalo de Zúñiga se halla también en el tomo IV de la Colección de Documentos Inéditos del Archivo de Indias, ocupando las páginas 215 a la 282. El autor se declara en la página 257. La tercera obra de la nómina de Jos es la Relación verdadera de todo lo que sucedió en la Jornada de Amagua y Dorado que el Gobernador Pedro de Orsúa fue a descubrir# trátase así mismo del alçamiento de don Hernando de Guzmán y Lope de Aguirre y otros tiranos. Su autor se identifica en el párrafo final: Esta relación hiço un soldado llamado el bachiller Francisco Vázquez, soldado del dicho tirano, uno de los que no quisieron jurar. El manuscrito, que se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid (Ms 3199), consta de 117 folios. Probablemente es la relación más minuciosa, junto con la de Pedrarias de Almesto, que aquí se edita y a la cual sirve de base, y la de Custodio Hernández, de que se hablará más adelante. Este relato fue empleado por Fray Pedro Aguado para su Historia de Venezuela9 y también para la sexta de las Noticias historiales de las Conquistas de Tierrafirme en las Indias Occidentales, de Fr. Pedro Simón10. En 1881, el Marqués de la Fuensanta del Valle editó la crónica de Francisco Vázquez en el tomo XX de la Colección de Bibliófilos Españoles. En adelante se ha publicado de nuevo, pero sobre la base del relato de Pedrarias de Almesto, como se verá a continuación. Esta crónica de Pedrarias de Almesto, que ahora se reedita, lleva por título: Relación verdadera de todo lo que sucedió en la jornada de Omagua y Dorado que el governador Pedro de Horsua fue a descubrir# desde el Pirú por un río que llaman de las Amazonas# trátase ansi mismo del alçamiento de D. Fernando de Guimarán y Lope de Aguirre# El manuscrito de la Biblioteca Nacional de Madrid (Ms 3191) consta de 100 folios, el último de los cuales está partido y en su reverso lleva una firma tachada. La letra es del siglo XVI. En la parte superior del primer folio hay un añadido en el que puede leerse: es de la librería de D. Juan Rodríguez de Salamanca Cerezo. Como en el caso de la relación de Vázquez, la primera edición fue llevada a cabo por el Marqués de la Fuensanta del Valle, en el tomo XX de su colección de Bibliófilos Españoles, en 1881. Más tarde, Manuel Serrano Sanz la incluyó en el tomo XV de la Nueva Biblioteca de Autores Españoles (1909). Una edición popular se debe a Enrique de Gandía, que prologó la obra para la Colección Austral de Espasa Calpe11. En Barcelona se editaría más adelante una edición con prólogo de Cesare Malfatti12. Por último, hay que añadir una edición de bolsillo, que prácticamente reproduce la de Serrano Sanz de 1909, publicada para la colección de Libros de los Malos Tiempos, dirigida por Ramón Alba13. Todas estas ediciones, con excepción de la realizada por Malfatti, mantienen la curiosa tradición de publicar con el nombre de Francisco Vázquez la relación de Pedrarias de Almesto; esta costumbre no es del todo arbitraria, pues, como ya se ha señalado, el relato de Almesto reproduce prácticamente el de Vázquez, con algunas modificaciones que en su mayoría intentan resaltar su propio protagonismo en los acontecimientos narrados. El autor se declara indirectamente, según se afirma en la nota 125 correspondiente a esta edición, pues dice que se hallaba huido con su compañero Diego de Alarcón, y en el texto se aclara que este soldado fugado con Alarcón era Pedrarias de Almesto14. Por otra parte, son abundantes las referencias de la crónica de Almesto en que se alude a su intervención personal en varios episodios, que no figuran en la relación de Vázquez, su modelo. En opinión de Jos15, Pedrarias de Almesto escribió primero una relación, novena de la serie del aragonés, a instancias del Tribunal de la Audiencia de Santa Fe, con el título: Relación de lo que sucedió En la Jornada q le fue encargada Al governador Pğ de orsúa q se dezía el dorado y las muertes y daños que en ella vvo despues q los tiranos lo mataron al dho-gor, que se conoce como relación personal de Almesto o, simplemente, Almesto bis. Seguramente, después de leer la relación de Vázquez, mucho más detallada que la suya propia, se decidió a escribir sobre la base de aquélla, con la inclusión de los episodios aludidos y algunas modificaciones sustanciales en la apreciación de la conducta de Diego Tirado, en relación con la cual el relato de Vázquez se muestra mucho más benevolente, y quizás justo, que el de Almesto, quien no podía olvidar que Tirado tuvo intención de matarlo cuando el cronista fue conducido ante Aguirre. El cotejo de ambos textos puede realizarse a partir de las ediciones de Serrano Sanz (1909) o la también mencionada de 1979, más fácilmente accesible para el lector. Realizada con posterioridad a los acontecimientos que narra es la Jornada del río Marañón# y otras cosas notables# acaecidas en las Indias, que compuso Toribio de Ortiguera. Esta obra ya ha sido mencionada, pues en su capítulo XV se relatan las expediciones de Pizarro y Orellana entre 1541 y 1542. El texto de Ortiguera debió basarse en los testimonios de algunos miembros de la expedición de Ursúa y Aguirre, aunque también utiliza como fuente el texto de Almesto. La obra lleva una dedicatoria al príncipe Felipe, después Felipe III. De su texto se desprende que la relación pudo escribirse entre 1581 y 1586, como bien dedujo el ilustre americanista Marcos Jiménez de la Espada en su artículo "Una ascensión al Pichincha en 1852"16. Emiliano Jos ha aclarado más recientemente que la obra debió ser escrita en dos momentos, el primero de los cuales correspondería a 1581, acabándose de componer hacia 158617. También Manuel Serrano Sanz incluyó esta relación en el citado tomo XV de la Nueva Biblioteca de Autores Españoles (1909). Con posterioridad ha visto de nuevo la luz en el tomo CCXVI de la Biblioteca de Autores Españoles, con el ya mencionado estudio preliminar de Mario Hernández Sánchez-Barba, quien ha señalado algunas contradicciones del relato, así como las motivaciones que animaron a Ortiguera a escribir su relación18. En el tomo 88 de la Colección Muñoz de la Academia de la Historia existe una copia en la que puede leerse: Esta es parte de una relación de un tirano que se dice lope daguirre y no ba entera porque no vbo lugar. De su autor sólo se sabe que era hijo de un tal Juan Pérez, de la localidad de Usanos, en Guadalajara. Según Jos, las versiones de las cartas de Aguirre a Felipe II y a Montesinos, que contiene dicha relación, sexta de su serie, fueron publicadas por Segundo de Ispizúa19. De este relato se conservan apenas dos folios, y por algunos párrafos del texto se puede afirmar que debió escribir una relación anterior más completa, hoy perdida. Entre las relaciones inéditas destacan, además de la ya mencionada relación personal de Almesto, una atribuida por Jos a Custodio Hernández, otra completamente anónima y El Marañón, de Diego de Aguilar y Córdoba, que Jos ha numerado como 7.Ğ, 8.Ğ y 10.Ğ, respectivamente. El relato de Custodio Hernández cuenta con una buena información, pues no hay que olvidar que es testigo de los acontecimientos; se distingue de otras crónicas en la abundancia de datos que ofrece sobre su propia actuación, que los demás omiten. La relación anónima es la menos favorable a Ursúa y es la única que aclara el nombre de la hija de Aguirre, Elvira, así como los de los bergantines empleados en el viaje, el Vitoria y el Santiago. De El Marañón, de Aguilar y Córdoba, existe una copia en el British Museum, además del original que se conserva en España20. La copia conservada en Inglaterra, estudiada por Jos, permite considerar este relato como el dotado de mayor belleza literaria de cuantos se han escrito sobre la expedición de Ursúa y Aguirre. Parece ser que el texto de Aguilar sirvió a Fr. Pedro Simón para completar algunas informaciones de las contenidas en la sexta de sus Noticias Historiales# que, como ya se ha advertido, sigue el tomo X de la Historia de Venezuela de Fr. Aguado, la cual por su parte se basa en el relato de Vázquez, como también el propio relato de Aguilar y Córdoba.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto