Producir sin trabajo: la robótica

Compartir

Datos principales

Inicio 
1973DC
Fin 
2000DC
Rango 
1973DC to 2000DC
Periodo 
Mundo fin XX

Desarrollo

Es, sin duda, en la nueva forma de producción industrial donde serán más notables los cambios debidos a la Revolución Informática. La nueva industrialización prescindirá cada vez más de la mano de obra humana, que irá siendo sustituida por máquinas de nuevo cuño controladas por otras máquinas. De forma que, por primera vez en la Historia, el hombre puede liberarse del trabajo y ser sustituido por robots en las tareas industriales.Un robot no es una especie de monstruoso androide que haya de entrar en conflicto con el hombre. Es simplemente una máquina provista de fuerza y de sensores que, debidamente programada, puede realizar muchas de las tareas que hasta el presente han realizado operarios humanos. Este tipo de máquinas está actualmente en plena evolución, sólo frenada por dos grandes barreras: la complejidad propia de los problemas a resolver en su construcción y las grandes alteraciones sociales que produciría una implantación demasiado rápida de ellas.Como lejanos antecedentes de los robots de hoy se podría citar a los autómatas mecánicos, muy extendidos en el siglo XVIII, utilizados en la sonería de los relojes o exhibidos como maravillas en salones y ferias. Más antiguo es el "Hombre de palo" que se paseaba por las calles de Toledo, y cuya construcción es atribuida a Juanelo Turriano, famoso relojero e ingeniero de Carlos V. Otro antecedente importante que encontramos en nuestro siglo es el Ajedrecista de Torres Quevedo, consistente en una máquina automática que jugaba finales de ajedrez y pronunciaba algunas palabras dirigidas a su contrincante: de aviso como jaque, o de advertencia si su jugada no era correcta. Pero el origen de la palabra robot es más reciente, y fue acuñada en 1917 por el dramaturgo checo Capek, para designar a los trabajadores artificiales que aparecen en su obra R.U.R.: robot es palabra que en lengua checa significa siervo. También el cineasta Fritz Lang crea un robot femenino en su película Metrópolis, de 1927. Pero fue Isaac Asimov quien a partir de los últimos años treinta difundió ampliamente los robots y la robótica en sus novelas de ciencia ficción.Dejando atrás mitos y antecedentes, podemos decir que comienzan a fabricarse robots para tareas muy específicas después de la Segunda Guerra Mundial. Como por ejemplo los que se necesitaban en las investigaciones espaciales (como el Surveyor que aterriza en la Luna, en 1966, o el Viking, que aterriza en Marte diez años después) para aquellas funciones en las que se exigían ciertas destrezas para resolver situaciones no completamente definidas, o las que se requerían para trabajar en ambientes altamente nocivos para la vida humana como las centrales nucleares, o ciertos ambientes químicos o biológicos de alta toxicidad. En general estaban asociados a proyectos de investigación de presupuestos muy elevados, en los que incluir partidas para la construcción de costosos robots resultaba factible. De estas investigaciones también saldrían los diseños de robots aplicados a actuaciones militares.También por estos años surgieron algunos robots orientados a atender ciertas tareas en los procesos de fabricación. Aunque la primera patente de un robot industrial está registrada en Inglaterra en el año 1954, suelen considerarse como primeros robots industriales los Unimates instalados en las fábricas de la General Motors y construidos por George Devol y Joe Engelberger (a quienes se conoce como padres de la robótica) a finales de los años cincuenta y primeros sesenta.Al principio los robots industriales eran llamados máquinas de transferencia, ya que su tarea era tomar piezas de unas máquinas herramienta y transferirlas a otras para su terminación o montaje. Después aparecieron "los brazos industriales", provistos de sensores y actuadores que pueden hacer tareas muy variadas según los programas de control cargados en los ordenadores. Estos brazos pueden elegir, por una parte la herramienta adecuada para la realización de cada tarea y, por otra, las piezas sobre las que deben actuar. Además, pueden trabajar en ambientes químicos o biológicos muy hostiles, o en condiciones térmicas no soportables por seres humanos.Todas estas realizaciones técnicas, y su evolución, vienen precedidas por los resultados de los trabajos teóricos que, desde 1960, se realizaban en diversos centros de investigación: como el Stanford Research Institute (SRI) de California, la Universidad de Edimburgo en Escocia, o en el Massachusetts Institute of Tecnology (MIT). Temas importantes de investigación son los relativos al desarrollo de sensores (en particular la visión mecánica), o a desarrollos relacionados con la movilidad y agilidad (manos mecánicas), equilibrio, etcétera.Entre los países que comienzan a utilizar robots industriales están los Estados Unidos, donde son usados principalmente por la General Motors; Noruega, que instala en su industria los primeros robots pintores; Japón que los usa en las cadenas de montaje de Nissan o de Hitachi; Suecia, que los emplea en las fábricas de acero, etcétera. El primer robot PUMA (ensamblador universal programable) fue desarrollado en 1978 por Unimation para General Motors. A1 año siguiente los japoneses introducían en las cadenas de montaje su robot SCARA de gran versatilidad, y los italianos, en Turín, desarrollaban el robot PRAGMA, que cedían bajo licencia a la General Motors. En 1981, IBM entraba en el campo de la robótica con dos sistemas de fabricación. Durante los años 80 a 84 los robots experimentaron una evolución muy rápida, sobre todo en sus aspectos de movilidad, en la posibilidad de comunicarse por la voz, en el desarrollo de los sensores táctiles, en el perfeccionamiento de los lenguajes de programación orientados a la robótica y en los lenguajes de comunicación con la máquina. También en este periodo se desarrollan robots militares, como el PROWLER (Programable Robot Observer with Local Enemy Response) que es el primero de los que introduce el Ejército americano para ser usados en el campo de batalla.A finales de los años 80 se produjo una gran caída en la demanda de robots, que hizo desaparecer a muchas empresas del sector. En los años siguientes fue recuperándose paulatinamente hasta conseguirse que en 1994 se superasen las ventas de 1985. Las marcas más difundidas fueron las americanas Fanuc, Asea Brown Boveri, y las japonesas Motoman, Panasonic, Sony y Nachi. En EE.UU., las ventas realizadas en ese año pueden estimarse en aproximadamente 9.000 sistemas con un costo total de cerca de 800 millones de dólares. Así pues, tras el bache de actividad de hace unos años, en la actualidad el sector de la robótica vuelve a mostrarse floreciente.A mediados de los años 80 se produce igualmente otro hecho destinado a tener una gran transcendencia: la aparición de los microrrobots de bajo costo y construidos con microchips de gran tirada. Uno de los primeros robots de este tipo fue el Modelo 695 construido, en 1984, por la empresa Intelledex utilizando los chips de Intel 8086 y 8087 empleando un lenguaje de programación llamado Robot Basic, que era una versión especial del BASIC de Microsoft. En la actualidad son decenas las empresas que ofrecen microrrobots, desde los que permiten automatizar pequeños talleres, a los vehículos de exploración, o pequeños brazos industriales... También se ofrecen elementos o componentes de robots (como sensores de diversos tipos, servomotores, motores de pasos...) con los que ensamblar unidades completas. Pieza muy importante para estos tipos de robots es el "microcontrolador" (parte inteligente que equivale a los microprocesadores, protagonistas de los grandes cambios de la microinformática), en los que se recibe la información de los sensores del robot y de acuerdo con ella, y con los programas establecidos previamente, construye las respuestas adecuadas que deben realizar los actuadores correspondientes. Para dar una idea de la difusión de estos elementos mencionaremos algunos de los microcontroladores más difundidos: entre otros los Motorola 68xx y 683xx, los Intel 80C1686, 8051 y 8096, el Parallax BASIC Stamp, el National Semiconductor LM628 / 629...


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto