Implosión y perduración del comunismo

Compartir

Datos principales

Inicio 
1973DC
Fin 
2000DC
Rango 
1973DC to 2000DC
Periodo 
Postmodernidad

Desarrollo

Habiendo sido la URSS la primera potencia comunista y la antagonista fundamental de los Estados Unidos, incluso si la " class="manita" data-toggle="popover" data-content="La política reformista de Gorbachov tenía en principio como modesto objetivo la sustitución de una clase dirigente gerontocrática por otra que, en el estilo propio de quien la dirigía, desde el principio pareció semejante a la característica de un político occidental por su carisma, determinación y apariencia de eficacia. Sin embargo, la propia evolución de los acontecimientos fue más allá de lo esperado. En el origen de la Perestroika estuvo, sin la menor duda, una voluntad de reforma económica, pues éste era el aspecto más grave de la situación de la URSS a mediados de los ochenta. La palabra glasnost, desde muy pronto considerada un complemento de la primera, significó la apertura del sistema de gobierno.">Perestroika no hubiera sido el primer paso hacia la segunda revolución rusa y el colapso general del comunismo, habría tenido sentido tratar de ella en el prólogo de este acontecimiento. Pero este acontecimiento crucial en la Historia de la Humanidad debe entenderse como el resultado de un proceso global con vigencia en toda la geografía del mundo. La propia dirección de la antigua URSS vivió muy pendiente de lo que sucedía en el Este de Europa y en China y también quienes estaban al frente de la política en estos países tuvieron muy presente la evolución de la vida política allí. Sólo con la Perestroika se convirtió en posible la democratización de Europa del Este y, sin duda, este acontecimiento repercutió de manera decisiva en la URSS, proporcionando argumentos a la vez a los sectores democratizadores y a los conservadores. En cuanto a China, siempre temerosa, a pesar del reformismo de sus dirigentes, de lo que venía sucediendo en " class="manita" data-toggle="popover" data-content="En Polonia se puso en marcha una evolución cuyo resultado final había de hacerse patente a finales de los ochenta. La oposición al sistema comunista crecía y la sociedad polaca se demostraba capaz de imponerse al dominio del Partido. Elegido Wojtyla Papa en otoño de 1978 en junio siguiente hizo una visita triunfal a Polonia. Durante nueve días dio la sensación de que el Estado no existía y Polonia no era una nación comunista. En febrero de 1986 el líder de "Solidaridad", Walesa, un personaje imaginativo pero impredecible, fue detenido, pero eso mismo era ya la mejor prueba de que "Solidaridad" seguía desempeñando un papel muy importante en la vida polaca.">Polonia desde comienzos de la década de los ochenta, tuvo todavía, con ocasión del golpe fallido del verano de 1991, la esperanza del mantenimiento del comunismo en la URSS. La narración de cuanto aconteció en tan distantes partes del globo confirma la íntima relación existente entre todos estos escenarios de un fenómeno cuyo carácter general difícilmente puede ponerse en duda y menos aún su trascendencia.

Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto