Yacimientos de Atapuerca

Compartir

Datos principales

Fecha 
Prehistoria
Lugar 
Localización 
Atapuerca, Burgos

Desarrollo

Situada a 15 kms. al Este de la ciudad de Burgos, la Sierra de Atapuerca es en la actualidad uno de los enclaves arqueológicos más importantes del mundo. La cueva de Atapuerca es en realidad un sistema de cavidades, de las cuales son conocidas más de 34. En total, nada menos que 4 kms. han sido topografiados, gracias al Grupo Edelweiss de Burgos. Conocidas sus cavidades desde mucho tiempo atrás, las primeras noticias conocidas sobre exploraciones de la cueva se remontan a mediados del siglo XIX, afectando concretamente a los conductos de la Cueva Mayor. Sin embargo, la cueva ya despertaba el interés de curiosos y viajeros desde mucho tiempo antes, habiéndose encontrado en sus paredes inscripciones del siglo XVI. A pesar de ser conocida su importancia como yacimiento arqueológico desde muy antiguo, un golpe de fortuna contribuyó a poner de relieve la importancia de este lugar. En efecto, la construcción de una trinchera para el paso un ferrocarril minero dejó al descubierto algunas paredes colmatadas de la cueva, en las que se podían apreciar diferentes estratos con materiales arqueológicos y paleontológicos. No obstante, el interés por el yacimiento pasó por diferentes altibajos hasta que, a partir de los años, comenzaron a realizarse exploraciones sistemáticas del conjunto que dieron lugar a extraordinarios hallazgos. Un punto de inflexión en la investigación se produjo con la figura de Emiliano Aguirre, quien planificó un proyecto multidisciplinar que se puso manos a la obra en 1978, y cuya labor continúan hoy en día J. L. Arsuaga, E. Carbonell y J. M. Bermúdez de Castro. Los yacimientos conocidos más importantes de la Sierra de Atapuerca son tres: La Galería, La Gran Dolina y La Sima de los Huesos. En este conjunto, los investigadores han podido determinar la existencia de una secuencia estratigráfica cuya cronología permite hablar de una ocupación de la zona desde hace un millón de años, lo que supone la más antigua conocida en Europa. De este periodo se han hallado diferentes lascas de cuarcita de borde afilado. Especialmente importantes son los restos óseos hallados en La Gran Dolina, que han permitido al equipo investigador determinar la existencia de una nueva especie procedente de África, el Homo antecessor, que llegaría a la Península Ibérica hace 800.000 años. Estos restos fósiles pertenecen a seis individuos, permitiendo elaborar un reconstrucción de su aspecto. También ha sido posible determinar una gran cantidad de datos acerca de esta población, gracias a la gran cantidad de registro material que allí dejaron. Pero el yacimiento de Atapuerca no se agota con estos hallazgos, sino que es posible encontrar restos de pobladores correspondientes a sucesivos periodos posteriores, por ejemplo los restos de cerca de 32 individuos preneandertales (300.000 años) en la Sima de los Huesos. Afortunadamente, los trabajos continúan y permitirán conocer en el futuro nuevos datos acerca de este impresionante yacimiento y sus pobladores.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto