Palacios, edificios y tumbas reales

Compartir

Datos principales

Inicio 
2123AC
Fin 
2004AC
Rango 
2123AC to 2004AC
Periodo 
Sumer y Akad

Desarrollo

La arquitectura civil neosumeria es poco conocida, pues la mayoría de los palacios fueron destruidos en su totalidad, dados los avatares de la historia de Mesopotamia (caso de los de Ur-Baba y Gudea en Lagash) o bien se construyeron sobre ellos, posteriormente, otros edificios (palacio de Mari, por ejemplo). En Ur, dentro del recinto sagrado o Egishshirgal, Ur-Nammu edificó el Ekhursag, luego agrandado por su hijo Shulgi, dividido en dos grandes sectores, uno público, con grandes salas, y otro privado, destinado a la familia real y a sus servidores. A pesar de lo poco que nos ha llegado de tal palacio, existen notables semejanzas con las construcciones acadias de Assur y Tel Brak. En el mismo recinto sagrado se levantó otro interesante edificio, el Edublalmakh (Casa de las tablillas ensalzadas), transformado siglos después en un santuario, ante cuya monumental puerta se impartía justicia. No lejos de él, y al sur del gran patio de Nannar, se construyó el Enunmakh (Casa de la gran tesorería), el almacén del templo de Ur. En la ciudad de Eshnunna se edificó junto al lado occidental del templo de Shu-Sin, por orden del gobernador Ilushuilia, un palacio provincial, formado por un conjunto arquitectónico de tres sistemas de patios. El más cercano al templo presentaba dos grandes estancias rectangulares, el Salón del trono y un Gran salón, a las cuales se accedía por laberínticas habitaciones y largos cuartos de guardia; el segundo patio presentaba a su alrededor dependencias administrativas y los aposentos del gobernador; finalmente, el tercer sistema -el más occidental de todos- repetía en buena parte la planta del templo de Shu-Sin, con patio, antecella y cella, con lo que venía a ser una especie de capilla complementaria, usada a modo de Salón de audiencias. Pocos datos tenemos para evaluar las tumbas reales neosumerias. En Ur, se localizaron los restos del complejo funerario de Shulgi y Amar-Sin, quienes lo levantaron en la zona sudoriental del gran recinto sagrado del cementerio real de la I Dinastía. Sobre una estructura hipogea, de unos 10 m de profundidad, abovedada y formada por dos estancias (una con dos tumbas dobles, la otra con una tumba simple), se edificó un piso formado por un cuerpo central (el de Shulgi) y dos alas anejas (construidas por Amar-Sin). A pesar de sus mayores proporciones (64 por 24 m, aproximadamente) este complejo arquitectónico, en donde se celebraban las ceremonias funerarias, era un calco de las casas de la época. En Girsu se localizó también un hipogeo principesco, perteneciente a Ur-Ninirsu (2121-2118) y a su hijo Pirigme (2117-2115), formado por dos conjuntos, separados por un pasillo, en cada uno de los cuales existían dos pequeñas cámaras mortuorias, encerradas por espesas murallas en forma de tridente. En algún sector se reutilizaron ladrillos planoconvexos, elemento constructivo que había dejado de emplearse hacía muchísimo tiempo.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto