Manieristas en Roma

Compartir

Datos principales

Inicio 
1550DC
Fin 
1600DC
Rango 
1550DC to 1600DC
Periodo 
Renacimiento9

Desarrollo

Los artistas formados junto a Rafael que vivieron hasta la mitad del Cinquecento, proporcionaron al Manierismo avanzado ciertos préstamos rafaelescos como [Perin del Vaga#PINTOR#2968], que tras su estancia genovesa al servicio de Andrea Doria regresó a Roma después de 1539 y decoró al fresco con Historias de Alejandro el castillo de Sant' Angelo, pero dejándose influir por los recursos miguelangelescos. Y es que Miguel Angel, tanto por su dilatada existencia, que lindó los noventa años, como por su poderosa imaginación creadora, influenció todo el arte que se produjo en el resto de la centuria y aún extendió su posteridad a los siglos siguientes. En Roma su estela es detectable en todos los pintores activos en la urbe, bien sean de origen romano o continuaran viniendo de otros lugares. Es el caso del florentino Francisco de Rossi, apellidado Salviati (nacido en 1510), que en originalidad y colorido supera a Vasari, seguramente por su formación junto a Andrea del Sarto, y tuvo muy en cuenta el Tondo Doni de Miguel Angel cuando compuso su espléndida Caridad de los Uffizi. Instalado en Roma en 1531 en compañía de Vasari, no deja de sentirse atraído por Rafael en su Visitación de San Juan Degollado (1538) y también por Perin del Vaga retornado de Génova. Por su relación con Vasari tomó parte en las decoraciones al fresco del Palacio Viejo florentino, que Cosme I se empeñó en ennoblecer con historias de la vieja Roma que contribuyeran a añadir prosapia a la monarquía recién restablecida de la familia Médicis. En la Sala de la Audiencia pintó Salviati entre 1543 y 1545 una historia de Camilo, de colorido y recreación histórica notables. También se ocupó Salviati de pintar cartones para la Arazzería recién fundada por el gran duque Cosme, como extensión de su mecenazgo a la tapicería. Dejó por último su labor florentina, pasando a Roma de nuevo, lo que afirmó aun más su miguelangelismo, sensible incluso en los marcos fingidos de perfil manierista con que arropaba las composiciones. Su larga permanencia en el Palacio Farnesio, el gran bloque ideado por el joven Sangallo y concluido a su muerte por Miguel Angel, estuvo dedicada a decorar al fresco (1549-1563) la Sala de los Fastos Farnesios, exaltación grandilocuente de esta poderosa familia y en particular del papa Paulo III Farnesio, que aparece magnificado en escala frente a emperadores, reyes y contemporáneos, como príncipe de la paz y protector de las artes. Es representante asimismo del Manierismo templado Daniele da Volterra (1509-1566), que ganó considerable renombre con el Descendimiento al óleo pintado para Santa Trinitá dei Monte (1541), con notorio dinamismo en zigzag con el que dio más ágil composición al tema también pintado por los protomanieristas florentinos Pontormo y Rosso; el influjo de esta composición será considerable en la pintura española. A esta misma iglesia contribuyó con una Asunción de la Virgen (1548-1553) en la que Apóstoles y ángeles reproducen modelos rafaelescos y María hereda la monumentalidad de la pintada por Miguel Angel en el juicio Universal de la Sixtina. Por escrúpulos del papa Paulo III se le encomendó la pacata tarea de cubrir las desnudeces de las figuras más próximas al altar que integran el grandioso Juicio de Buonarroti, por lo que le cayó encima el apodo de Il Braghetone con que también se le conoce.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto