Los progresos de la aviación soviética

Compartir

Datos principales

Inicio 
1943DC
Fin 
1944DC
Rango 
1943DC to 1944DC
Periodo 
Kursk campaña

Desarrollo

Entró la URSS en guerra con una aviación obsoleta en comparación con la alemana. Formaba la espina dorsal de su aviación el superado Polikarpov I-16, que comenzó a producirse en serie en 1937 e intervino en la Guerra Civil Española. Su mejor bombardero en 1941 era otro aparato obsoleto, el Tupolev SB-2. Del primero produjo la URSS 16.000 ejemplares y 6.600 del segundo. Evidentemente fueron aparatos segados por la caza alemana de los cielos de la URSS. La siguiente generación de aviones fue de mejor calidad. Entre los cazas hay que mencionar a los MIG 1 y 3, aviones que, aun inferiores a los alemanes, comenzaron a presentar resistencia entre 1941-1943. En cuanto a bombarderos fue toda una novedad la aparición del Ilyushin Il-4, aparato que tardó mucho en entrar plenamente en fabricación por dificultades en el suministro de materias primas para su producción. Fue el mejor bombardero de largo radio de acción -4.300 Km- que tuvo la URSS. Se construyeron durante la guerra 5.000 aparatos de este modelo, que pesaba al despegar 10 toneladas, transportando 2.500 kilos de bombas. Alcanzaba la velocidad de 410 kilómetros hora y un techo de servicio de 10.000 metros. Iba armado por 3 ametralladoras. En 1942 se presentó en los cielos de la URSS un feroz depredador para los tanques alemanes: el Ilyushin Il-2M3. Era esta fiera un bombardero de asalto blindado, inmune al fuego de ametralladora. Pesaba al despegar 5.500 kilos, con una carga de 600 kilos de bombas. Su velocidad máxima era de 404 km/h y su techo de servicio los 6.000 metros. Su radio de acción era de 600 kilómetros. Armaba dos cañones de 23 mm., mortales para los blindados, y 3 ametralladoras. Nada era más temido que este carro armado volante por las unidades blindadas alemanas, que tuvieron que sufrirle ininterrumpidamente a partir de 1943. El ingeniero aeronáutico Lavochkin lanzó su primer modelo, el LGG-3 en 1939. Este modelo constituyó un pequeño fracaso, pero fue la base para una familia de aparatos que dieron a la URSS la supremacía en el aire a partir de 1943. El modelo La-5FN, versión mejorada del La-5, entró en servicio a comienzos de 1943. Era un caza monomotor, monoplaza, de ala baja, que pesaba al despegar 3.360 kilos. Alcanzaba 647 km/h como velocidad punta y tenia una autonomía de 700 kilómetros. Armaba dos cañones de 20 mm. y podía lanzar 150 kilos de bombas. Mejoró esta serie el La-7 que entró en servicio al año siguiente. Este modelo era ligeramente más rápido, 680 km/h y mejor armado: 3 cañones de 20 mm. De las fábricas Lavochkin salieron más de 15.000 cazas, cuyas versiones finales imponían respeto a los pilotos alemanes. Pero la espina dorsal de la aviación de caza de Stalin fue el Yak. De los aparatos diseñados por Alexander S. Yakolev se produjeron más de 30 ejemplares. El Yak 1, que entró en servicio en 1942, era un ligero y ágil monoplano de ala baja que pesaba al despegar 2.820 kilos. Conseguía los 595 kilómetros/h y tenia una autonomía de 700 kilómetros. Estaba armado por dos ametralladoras y un cañón de 20 mm. Este aparato podía competir con el Bf-109 F-2 alemán, que comenzó a salir de las fábricas de Messerschmitt un año antes. La serie Yak más difundida durante la II Guerra Mundial fue el tipo 9, que tuvo varias series. Era ligeramente más rápido que sus antecesores, pero les superaba en mucho en cuanto autonomía: 1.300 kilómetros, por lo que se convirtió en el aparato de escolta más apreciado por los bombarderos soviéticos que atacaban las industrias alemanas y, sobre todo, los campos petrolíferos de Rumania. Firmaba 1 cañón de 20 mm. y 1 ametralladora.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto