Los palacios de Prusia y Sajonia

Compartir

Datos principales

Inicio 
1700DC
Fin 
1750DC
Rango 
1700DC to 1750DC
Periodo 
Alemania
Derechos 

Desarrollo

El año 1685, año de la renovación del Edicto de Nantes, se dicta en Prusia -como respuesta- el Edicto de Potsdam que permitió la entrada de miles de franceses hugonotes, cuyos descendientes constituidos en una elite fueron los más fieles servidores del nuevo reino. Efectivamente, el gran Elector Federico III se proclama rey de Prusia en 1707 con el nombre de Federico I y se impone la misión de convertir Berlín en la Atenas del Norte con la ayuda en las obras públicas del arquitecto francés Jean de Bodt y el escultor y arquitecto Andreas Schlüter. Federico Guillermo I continúa las obras, pero es realmente el ilustrado Federico II quien a partir de 1740 emprende el más ambicioso programa.Define como centro representativo de la ciudad de Berlín el Forum Fredericianum constituido por una serie de edificios monumentales, proyectados por Hans Georg Wenceslaus von Knobelsdorff (1699-1754), antiguo tutor del rey. Entre éstos destacaban la Academia de Ciencias, la Opera y el nuevo Palacio Real que descubrían bien claramente las ideas ilustradas del rey. Aunque el proyecto sólo se realizó en parte, consiguió hacer de la avenida Unter den Linden una gran vía triunfal que culminaría ya a finales de siglo, en 1789, con la conocidísima puerta de Brandeburgo. Se idearon también entonces nuevas zonas residenciales y ocho cuarteles necesarios para la reorganización militar de Prusia.Von Knobelsdorff ya había estado en Italia en 1736, y en 1740 fue a París en donde le impresionó la columnata del Louvre, así como Versalles. A esta influencia debe unirse la intervención directa del rey en el programa constructivo -en la Opera puede leerse "diseñada por el rey y ejecutada por Knobelsdorff"- de lo que resultó un estilo monumental, oficial, demasiado rígido y con una sobriedad que no contrasta con los edificios neoclásicos.Muy diferente fue su palacio de Sanssouci en Potsdam, ideado también por el rey con la ayuda del mismo arquitecto. Iniciado en 1745, realmente se trata de una residencia de campo a la manera de la maison de plaisance francesa. Frente a la idea propuesta por Knobelsdorff de elevarlo sobre un gran basamento, Federico prefirió una ligera construcción de un solo piso en lo alto de una colina con viñedos escalonados. Del centro del edificio se destaca muy a la francesa una rotonda en donde se reuniría con sus amigos los filósofos ilustrados. Exóticos pabellones en el parque hacían aún más agradable la estancia. El mismo rey lo definía como un lugar campestre, tranquilo, en donde se puede gozar de la libertad.Igual que los reyes prusianos, también soñó Augusto el Fuerte de Sajonia convertir su capital Dresde en una gran ciudad. Ya a finales del XVII el arquitecto Von Klengel se dedicaba a reconstruir la ciudad vieja en la orilla derecha del Elba que había sido destruida por un incendio:A su muerte le sucedió Matthes Daniel Pöppelmann (1662-1736), cuya obra fundamental es el Zwinger de Dresde, iniciado en 1709. Al año siguiente fue enviado a Viena para estudiar palacios y jardines y sobre todo para escuchar las opiniones del arquitecto Hildebrandt, y posteriormente a Roma en donde pudo conocer los proyectos para el Vaticano de Carlo Fontana. En 1715 completó su formación con una visita a París y al palacio de Versalles, aunque en definitiva pesó en él más la influencia italiana y austríaca que la francesa. Concibió la idea de construir un gran palacio pero que quedó reducido a un patio dentro de un recinto amurallado para la celebración de fiestas y espectáculos. El mismo arquitecto lo llamaba Teatro romano y allí se celebró en 1719, cuando estaba a medio terminar, las fiestas por la boda del príncipe elector con María Josefa, la hija del emperador. El conjunto está formado por pabellones que recuerdan bastante la arquitectura de Hildebrandt, unidos por arquerías y en el sur se abrió una gran puerta-torre de complicado perfil. Para su realización contó con la inapreciable ayuda del escultor Balthasar Permoser. Como antes dije, no se concluyó el proyecto y así, a mediados del siglo XIX, Semper cerró el lado nordeste con la construcción de una galería de pintura.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto