Los esclavos

Compartir

Datos principales

Inicio 
2800AC
Fin 
146AC
Rango 
2800AC to 146AC
Periodo 
Grecia antigua
Lugar 
Derechos 

Desarrollo

Una de las características de la sociedad griega, como de todas las coetáneas, es la presencia de un grupo social privado de derechos y cuya actividad principal es el desempeño de servicios o trabajos repudiados por el resto. Se trata de los esclavos, quienes podían ser propiedad del Estado, de los ciudadanos o de los metecos. Carentes de todo derecho, podían ser vendidos o cambiados como objetos, realizando los trabajos más duros. Algunos esclavos podían ser liberados, bien mediante buena conducta, bien mediante el pago de una cantidad, como sucedió en el caso de Platón, rescatado gracias a ser comprado por un ciudadano de Cirene en el mercado de Egina y después liberado. Los esclavos que eran propiedad del Estado generalmente se dedicaban a dos actividades bien distintas. Por un lado, algunos realizaban un trabajo de tipo manual, como peón de la construcción, barrendero, trabajador de los astilleros, etc. Otros, sin embargo, trabajaban como servidores públicos al servicio de organismos diversos, como heraldos, carceleros, sirvientes de magistrados, etc. En el caso de los atenienses existía una categoría especial de servidores públicos, los escitas, encargados de vigilar las calles y los lugares públicos a modo de policía. Armados con un arco, una fusta y una daga corta, llevaban una túnica de manga larga, un pantalón ahuecado, botas altas y bonetes acabados en punta. Su manutención corría a cargo del Estado, recibiendo como gratificación vino y alimentos en los días de fiesta. Aunque considerados esclavos, podían formar una familia, adquirir un patrimonio y comparecer ante la justicia. Un tipo específico de esclavos eran los ilotas, grupo de habitantes de Esparta sometidos a la privación de derechos. Adscritos a la tierra, eran como ésta una propiedad, de tal forma que si el terreno resultaba heredado los ilotas seguían el mismo destino. El origen de tal grupo social hay que buscarlo en los primeros tiempos de la ciudad, cuando los habitantes de la región -Laconia- fueron derrotados por los invasores dorios y sometidos a esclavitud. La esclavitud, en Grecia como en todas las culturas de su entorno, era una práctica observada por la población como algo natural, necesario. Aristóteles justifica la esclavitud en los siguientes términos (Política): "Todos aquéllos que difieren de los demás tanto como el cuerpo se distingue del alma o el animal se distingue del hombre, son esclavos por naturaleza (...). Pues es naturalmente esclavo el que es capaz de ser de otro. En la utilidad difieren poco: tanto los esclavos como los animales domésticos suministran lo necesario para el cuerpo. La naturaleza quiere sin duda establecer una diferencia entre los cuerpos de los libres y los de los esclavos, haciendo los de éstos fuertes para los trabajos serviles y los de aquéllos erguidos e inútiles para tales menesteres, pero útiles en cambio para la vida política (...). Es, pues, manifiesto que unos son libres y otros esclavos por naturaleza, y que para estos últimos la esclavitud es a la vez justa y conveniente".


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto