Las Palmas de Gran Canaria

Compartir

Datos principales

Inicio 
1478DC
Fin 
2000DC
Rango 
1478DC to 2000DC
Derechos 

Desarrollo

La ciudad de Las Palmas fue fundada el 24 de julio de 1478 por Juan Rejón, conquistador que estableció un campamento militar en el margen derecho del barranco de Guiniguada, desde el que dirigió la toma del resto de la isla por orden de los Reyes Católicos. Este primer lugar de asentamiento dio origen al barrio de Vegueta, el más antiguo. Desde este núcleo la ciudad comenzó a extenderse, al tiempo que se expandía la colonización cristiana de la isla, con la introducción del cultivo de la caña y la fabricación de azúcar. En 1485 Las Palmas recibió el título de villa El peligro de ataques piratas, como los sufridos a cargo de Van der Does, Hawkyns y Drake, hizo que la villa se mantuviera dentro de los límites de las murallas durante varios siglos. A mediados del XIX, la ciudad se extendió en dirección a la bahía de La Isleta, que cuenta actualmente con el Puerto de la Luz. Su construcción, que comenzó en 1883, marca el inicio de la modernización de la ciudad, reformando por completo el entramado urbano. Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad que cuenta con un rico patrimonio histórico-artístico. Destaca su catedral, cuya construcción se inició en el año 1500 dirigida por Diego Alonso Montuade. También son notables el Museo Diocesano de Arte Sacro, la Casa Regental, el Palacio Episcopal y la Casa Consistorial. Otras construcciones religiosas son la iglesia de Santo Domingo, del siglo XVI, la iglesia de San Francisco, del XVII y la ermita de San Antonio Abad, del XV pero reconstruida en el XVII. Las Palmas participó en el viaje de descubrimiento americano, pues en ella hizo escala Colón. Actualmente se conserva el edificio en el que se alojó, ahora Casa Museo de Cristóbal Colón, manteniéndose la planta, el pozo y una portada, muy retocada, de cantería gótica amarilla.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto