Las mujeres juristas plantean la necesidad de una reforma del Código Civil

Compartir

Datos principales

Inicio 
1AC
Fin 
1AC
Rango 
1AC to 1AC

Desarrollo

Entre las muchas actividades organizadas en 1970 con relación a la situación de las mujeres, destacan el ruego de un abogado en ejercicio y procurador en Cortes de representación familiar por la provincia de Las Palmas, para su posterior envío a Presidencia de Gobierno, solicitando la modificación de algunos artículos del CC en relación a los derechos de la mujer, especialmente en la esfera patrimonial de la mujer casada. El gobierno señaló la coincidencia de dicho ruego con las reformas parciales del CC, ya en marcha. La incompleta reforma del CC de 1958, hizo que volviera a escena la necesidad de modificar la situación jurídica de la adopción. Seguía vigente que el padre pudiera dar en adopción un hijo si contar con el consentimiento de la madre, así como la imposibilidad de las mujeres solteras a la hora de adoptar. Este tema suscitó también el interés de médicos, pedagogos o psicólogos. En 1964 habían participado activamente en el asunto las abogadas del ICAM, Josefina Arrillaga y Josefina Bartomeu, con su artículo "Los derechos de la mujer" (ABC, 6-V-1964, p. 40); también se había planteado la cuestión en las primeras y segundas jornadas nacionales sobre la adopción; en 1969, Amalia Franco señalaba el asunto en la FIMCJ; desde 1968, de nuevo Mercedes Formica, alejada durante un tiempo de la actividad jurídica, adquiría protagonismo en las páginas del ABC, en la sección "ABC de la mujer", donde publicó "La familia y la familia adoptiva" (ABC, 29-XII-1968, p. 67), donde urgía a la reforma y apelaba a las Procuradoras a plantearla en las Cortes. El 6 de abril de 1969 se publicaba la carta respuesta de las Procuradoras en Cortes a Mercedes Formica, donde señalaban su conformidad con lo planteado por la abogada, así como las actuaciones llevadas a cabo por la SF en la materia. El mismo día, Mercedes Formica recibía la carta de José Manuel Fanjul, procurador en Cortes, quien se mostraba interesado por el tema y decidido a trabajar en el mismo. Gráfico Finalmente, el 11 de noviembre de 1969 quedaba aprobado el anteproyecto de ley realizado por la sección de Derecho Civil de la CGC, que se remitió al Ministerio de Justicia. La Comisión de Justicia fue la encargada de sus estudios, al que se incorporaron miembros de la Sección Femenina. Tras cuarenta y seis enmiendas presentadas, el dictamen fue publicado en el BOCE el 22 de junio de 1970 y posteriormente aprobado por el pleno de las Cortes. La importancia de la aprobación de esta ley se debe además a dos aspectos añadidos. El primero, el revisionismo jurídico ya presente, concretado en el CC, que marcaba los primeros pasos para reformas posteriores mucho más trascendentes en la erradicación de las limitaciones que afectaban a las mujeres. El segundo, la constatación de que algunas voces de mujeres que se habían pronunciado en contra de las discriminaciones de la entonces vigente ley de adopción, habían sido escuchadas (Ruiz Francos 2008: 203).


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto