Las lecturas de la mujeres aristócratas

Compartir

Datos principales

Inicio 
1AC
Fin 
1AC
Rango 
1AC to 1AC
Periodo 
Edad Moderna

Desarrollo

Además de alhajas y objetos de valor (91), algunas damas aristócratas reunieron colecciones de libros importantes por su volumen y diversificación (92) . En el siglo XVIII, la duquesa de Osuna encargaba a sus administradores la adquisición de obras, solicitaba catálogos italianos y novedades literarias de París e intercambiaba libros y opiniones con literatos como Moratín (93) . A la marquesa de Guadalcazar y Mejorada se le requisaron en 1787 en la aduana 129 libros, mientras que la duquesa de Liria reunió un total de 327 títulos y 1217 volúmenes en latín, francés e inglés, incluyendo algunos prohibidos (94). M.Ğ Antonia del Río y Arnedo, traductora de Mme. le Prince de Beaumont y de Saint Lambert, formó una biblioteca bien nutrida, en particular de obras didácticas y novelas, independiente de la de su marido, aunque ambos compartieran el gusto por los libros, que transmitieron a sus hijos, entre ellos el futuro bibliófilo Luis Usoz y del Río. La erudita Josefa Amar consultó la Biblioteca Real y la de San Ildefonso en Zaragoza, además de la biblioteca familiar, rica en obras de Medicina ([95#CONTEXTOS#12734]) . Esta ilustrada aragonesa, como escritora realizó numerosos ensayos dedicados al género femenino. Sus escritos en pro de la igualdad entre hombres y mujeres, ensalzaban a la mujer. Tradujo el 'Ensayo histórico-apologético de la literatura española' del abate Lampillas. Es autora de escritos en los que habla del papel de la mujer en la política. Gráfico


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto