Las fuerzas en presencia

Compartir

Datos principales

Inicio 
1941DC
Fin 
1943DC
Rango 
1941DC to 1943DC
Periodo 
Barbarroja

Desarrollo

La cuantificación de fuerzas militares enfrentadas es relativamente problemática, y mucho más evaluar su verdadero alcance al tener que conjugarlo con la calidad del personal y del material. Es normal que cada bando trate de aminorar su aportación y exagerar la del enemigo para realizar su victoria o disculpar su derrota. Argumento que también es aplicable a las pérdidas, cuando se disminuyen las propias y se engrandecen las contrarias. Los datos aplicables ahora pueden variar según las fuentes. Los que vamos a utilizar son los comúnmente aceptados. Las fuerzas acumuladas para la invasión eran 154 divisiones que sumaban en conjunto 3.350 tanques y 2.000 aviones. A estas fuerzas germanas hay que añadir las tropas aliadas: 29 divisiones (16 finlandesas, 13 rumanas) y 16 brigadas (tres finlandesas, nueve rumanas y cuatro húngaras). Los ejércitos de invasión incluían 19 divisiones blindadas y 13 motorizadas. Enfrente disponían los soviéticos del 54 por 100 de su potencial militar humano, con 170 divisiones alineadas en tres escalones: el primero comprendía 56 divisiones y dos brigadas en una profundidad de 50 kilómetros; el segundo, ente 50 y 100 kilómetros de frontera, albergaba la totalidad de las divisiones blindadas, el tercero distante entre 150 y 400 kilómetros, concentraba las reservas. Era un frente de 3.375 kilómetros, del Ártico al mar Negro. La historiografía soviética sigue insistiendo en la superioridad numérica de los alemanes, especialmente en material pesado, exagerando la contribución de los satélites. Esto es desmentido por los estudios occidentales, que adjudican al Ejército Rojo una fuerza equivalente, si no superior, en infantería y decisivamente superior en tanques y aviones. El erudito John Erickson, comparando fuentes de ambos lados, estima la superioridad rusa en el frente de siete a uno en tanques y de cinco a uno en aviones, contraste que pierde todo significado comprobando lo anticuado del Ejercito soviético, sobrecogedor a veces. Aparte la experiencia y la calidad, los alemanes iban a mostrase físicamente superiores a lo largo de los ejes de su ataque, a lo que hay que añadir la sorpresa. Dato curioso es que Hitler dejó 46 divisiones para cubrir la costa atlántica (además de dos en Libia y siete en los Balcanes) ante unos ingleses que apenas podían llevar a cabo acciones de comando, a diferencia de las campañas de Polonia y Francia, en las que dejó un mínimo de cobertura en la retaguardia. Por su parte la URSS, como consecuencia de su pacto con el III Reich y su ulterior desarrollo, adelantó sus fronteras entre 200 y 350 kilómetros, incorporando 463.000 kilómetros cuadrados y 23 millones de habitantes. Luego, en vez de mantener la vieja línea defensiva, línea Stalin, procedió a desmantelarla sin llegar a acabar la nueva por razones de tiempo.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto