La Viena de María Teresa

Compartir

Datos principales

Inicio 
1740DC
Fin 
1848DC
Rango 
1740DC to 1848DC
Lugar 
Derechos 

Desarrollo

La proclamación de la Pragmática Sanción por Carlos VI en 1713 favorecerá la sucesión a través de la rama femenina. Este cambio en el ordenamiento jurídico permitirá a María Teresa hacerse con la corona imperial en 1740. Su largo reinado vendrá caracterizado por la tranquilidad, la prosperidad económica y la excelente administración, pese a las continuas guerras en las que el Imperio se enzarzará. Viena aumentó su tamaño y su principal palacio, el Schönbrum, fue remodelado. El primer censo efectuado en la ciudad arrojó una población de 175.000 habitantes. La cultura será directamente favorecida por la Corona, haciendo de Viena la capital de la música, encabezada por dos grandes genios: Mozart y Beethoven. Las ideas de la Ilustración calaron hondo en el nuevo monarca, José II. Se puso en marcha un amplio programa de reformas, entre las que destacan la promulgación del Edicto de Tolerancia Religiosa, diversas medidas sanitarias y de carácter populista como la apertura al público del Prater, reserva imperial de caza, o el Augarten. Este emperador también ordenó construir el Josephinum y el Narrenturn. La población de Viena ve aumentar su población hasta los 232.000 habitantes en 1800. La victoria de Napoleón en Austerlitz supondrá la finalización del Sacro Imperio Romano Germánico, por lo que Francisco II pasa a denominarse Francisco I de Austria-Hungría. El emperador francés no dudó en ocupar Viena e instalarse en el Palacio Schönbrunn, contrayendo matrimonio con María Luisa, hija de Francisco I. La definitiva derrota de Napoleón en Waterloo supondrá la restauración del Antiguo Régimen, eligiéndose Viena como lugar de reunión de los máximos representantes de las naciones vencedoras. En el Congreso de Viena se puso de manifiesto la capacidad política del príncipe de Metternich, verdadero artífice de la política austriaca hasta 1848. Al ser excluidas las clases medias de la vida política buscaron refugio en la vida doméstica y en las artes, inaugurando la llamada Época Bidermeier. Los valses de Johann Strauss se hicieron especialmente famosos y Franz Schubert compuso más de 600 canciones, que eran interpretadas en las veladas musicales llamadas Schubertiaden. En 1830 Viena alcanza la cifra de 318.000 habitantes, cifra que se verá mermada considerablemente dos años después tras sufrir una epidemia de cólera. Este momento histórico finaliza con la Revolución de 1848, momento en que los trabajadores y las clases medias se unieron contra la política de Metternich. El emperador Fernando I abdica en Francisco José. Austria y Viena inician una nueva era.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto