La pintura mural

Compartir

Datos principales

Inicio 
1AC
Fin 
1AC
Rango 
1AC to 1AC
Periodo 
Mayas

Desarrollo

La pintura de tumbas y paredes de edificios constituye el tercer elemento de integración del arte público entre los mayas. Sin duda alguna, debió ser más importante de lo que la arqueología nos muestra pero, como otros muchos rasgos, no ha podido sobrevivir a las duras condiciones ambientales impuestas por el bosque tropical. Diferentes pigmentos, conseguidos a partir de materiales de carácter orgánico e inorgánico, se aplicaron a muchas tumbas del Clásico Temprano, como las encontradas en Río Azul y Tikal. Con una línea segura y caligráfica, se elaboraron complicados diseños, preferentemente en tonalidades rojas y negras sobre el estuco crema en donde, junto a información de naturaleza histórica, se reflejó otra de contenido simbólico, muchas veces relacionada con el inframundo.Otros ejemplos de murales, realizados en el interior o exterior de edificaciones, como los encontrados en el grupo 6C-XVI de Mundo Perdido en Tikal, o en la Estructura B-XIII de Uaxactún, nos muestran escenas cortesanas y de rituales políticos como el juego de pelota, relacionadas con individuos ataviados con indumentaria teotihuacana.La muestra más representativa de la importancia adquirida por la pintura mural durante el Clásico Tardío, son los murales de Bonampak; tanto éstos como los aparecidos en los centros yucatecos de Mul Chic, Chacmultún y otros, muestran escenas de contenido más político y cortesano que las de carácter simbólico de las tumbas. En ellas, los motivos son más realistas y variados, constituyendo una fuente de información valiosísima sobre la organización de la sociedad maya del momento.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto